El empleo crece en la Unión Europea, pero en España se precariza

El empleo crece en la Unión Europea, pero en España se precariza
0
0
0
s2smodern
 

 

El número de empleados en la UE supera los 236 millones en el tercer trimestre de 2017. Al mismo tiempo, el desempleo está disminuyendo a un ritmo sólido. El crecimiento económico y la evolución positiva del mercado laboral son visibles en la mayoría de los Estados miembros. Las últimas previsiones presentan una perspectiva positiva para los próximos años.

Sin embargo en España los datos no son tan satisfactorios. Para la FeSP-UGT, la reforma laboral de 2012 ha provocado un cambio estructural a peor en el mercado laboral, al fomentar el empleo de mala calidad, precario y de baja productividad. Un empleo que genera poca riqueza y que no permite una calidad de vida digna para las familias de nuestro país, como se demuestra en este estudio de la Comisión Europea, presentado por la comisaria Marianne Thyssen.

En comparación con el año 2016, el empleo en la UE creció un 1,7 %. Esto representa cuatro millones más de personas empleadas (de ellas, 2,7 millones en la zona del euro). Los puestos de trabajo permanentes y el empleo a tiempo completo constituyen la parte principal de esta expansión. Entre el tercer trimestre de 2016 y 2017, el número de personas empleadas con contratos indefinidos aumentó en 2,8 millones. Este aumento es tres veces superior al de los contratos temporales (900 000). El número de trabajadores a tiempo completo creció en 3 millones aproximadamente, hasta alcanzar los 181 millones, mientras que se registraron 300.000 trabajadores más a tiempo parcial, hasta llegar a 42,7 millones.

En la Unión Europea, la tasa de empleo de las personas entre 20 y 64 años ha aumentado de manera constante durante los últimos tres años, y llegó en el tercer trimestre de 2017 al 72,3 %, el índice más alto jamás alcanzado. No obstante, sigue habiendo grandes disparidades entre los Estados miembros. Las tasas de empleo nacionales van del 58 % en Grecia al 82 % en Suecia. El informe muestra asimismo que la tasa de desempleo en la UE se aproxima a los niveles anteriores a la crisis a un ritmo constante. El desempleo ha disminuido en unos 8,6 millones de personas desde que alcanzó su valor máximo en abril de 2013, y se mantenía por debajo de los 18 millones de personas en diciembre de 2017; el nivel más bajo desde noviembre de 2008.

La situación financiera de los hogares de la Unión siguió mejorando a un ritmo de en torno al 1,5 % interanual, impulsado principalmente por un incremento de las rentas del trabajo. Casi todos los Estados miembros han seguido experimentando un crecimiento en la renta anual de los hogares hasta la primera mitad de 2017. No obstante, en varios países como Croacia, España, Grecia, Italia y Portugal, además de los Países Bajos, la renta bruta disponible de los hogares sigue estando por debajo del nivel de 2008.

La demanda de mano de obra y la escasez de mano de obra han seguido aumentando. La tasa general de vacantes de empleo en la UE alcanzó el 2 % en el tercer trimestre de 2017. La tasa de vacantes de empleo fue más alta en los servicios que en la industria o la construcción. La escasez de mano de obra aumentó y la actividad de contratación se recuperó (llegando al 3,7 % en un año, hasta el segundo trimestre de 2017). Las tasas de pérdida de empleo descendieron muy por debajo de los niveles anteriores a la crisis, mientras que la tasa de búsqueda de empleo aceleró su recuperación en los últimos trimestres y se aproximó al valor anterior a la crisis. LEER MÁS

volver arriba

Conocenos

Sectores

Áreas

Servicios

Enlaces de interes

Siguenos