Tercera Conferencia Mundial de la Mujer de la Internacional de la Educación (IE), #eiwwc3

Tercera Conferencia Mundial de la Mujer de la Internacional de la Educación (IE), #eiwwc3
0
0
0
s2smodern
 

«Encontrar un camino dentro del laberinto: mujeres, educación, sindicatos y liderazgo», se ha celebrado la tercera Conferencia Mundial en Marrakech, Marruecos, entre el 5 y el 7 de febrero. Reunió a más de 300 delegados de sindicatos docentes de todo el mundo, entre ellos participó una delegación de la FeSP-UGT.

En su discurso inaugural de Fred van Leeuwen, Secretario General de la Internacional de la Educación (IE), destacó el papel de los sindicatos educativos en el fomento de la igualdad de género en un mundo cada vez más volátil y polarizado y la Vicesecretaria General de la IE, Haldis Holst, animó a las participantes a compartir sus historias sobre cómo convertirse en líderes con poder, además de informar sobre cómo ejercer el poder con el objetivo de transformar las desigualdades de género, tanto en la educación como en el conjunto de la sociedad.

Susan Hopgood, Presidenta de la IE, compartió sus experiencias como dirigente sindical y señaló que «el poder en el movimiento sindical es un esfuerzo colectivo que emana de los propios miembros y cuyo esfuerzo se basa en alcanzar un objetivo común».

Nora Fyles, Directora del Secretariado de la Iniciativa de las ONU para la educación de las niñas (UNGEI), recordó a los asistentes la necesidad de identificar de qué forma podemos utilizar mejor el poder para fomentar el cambio y superar las desigualdades de género. Dominar el laberinto del liderazgo y el poder también consiste en aprender cómo trabajar dentro de las organizaciones y ejercer un poder invisible para alcanzar un objetivo común».

El empoderamiento económico y político de las mujeres fue el tema central de las presentaciones de los ponentes

Reivindica tu espacio

«No nos quedaremos calladas nunca más». Según Ulrike Lunacek, vicepresidenta del Parlamento Europeo y cabeza de la delegación de Los Verdes austríacos, cree que el lema de las mujeres actualmente es: “las mujeres necesitan el empoderamiento económico porque la pobreza las excluye de la posibilidad de hacer carrera”.

Además, las mujeres son necesarias en los parlamentos y como líderes políticas porque es positivo para las vidas tanto de las mujeres como de los hombres. En todo el mundo, las mujeres solamente representan un 20 % del conjunto de parlamentarios y, en el caso de los ministros, solo uno de cada diez es mujer.

Valentía

«Las mujeres necesitan a los hombres como aliados», pero también necesitan su propio espacio, lo que requiere mucha valentía, para reforzarse a sí mismas, elaborar estrategias y progresar.

La sociedad y los sindicatos también necesitan estructuras para apoyar a las mujeres, que también necesitan cuotas. «A las mujeres que dicen que no quieren ser una mujer cuota, yo les diría "¿cuántos hombres están ocupando sus cargos simplemente por ser hombres y no porque son los mejores? »  Necesitamos cuotas para que las mujeres accedan a puestos de liderazgo y mantenerlas en ellos, y para que las jóvenes vean modelos a seguir y podamos cambiar las cosas.

Asimismo, ser líder es algo que las mujeres pueden disfrutar, porque «puedes hacer cosas con el poder que tienes, incluso aunque te arriesgues a fracasar, pero si no lo intentas nunca sabrás lo que podrías haber conseguido».

Ansiar, reivindicar y tener espacio... Porque con ese espacio las mujeres podemos hacer del mundo un lugar mejor para todos.

Encontrar su camino dentro del «laberinto

Susan Hopgood nos informó que acabamos de dejar atrás un año que muchos llamarían "un año de levantamiento en favor de los derechos de las mujeres en todo el mundo, 2017 nos ha enseñado que las mujeres de todo el mundo se niegan a seguir calladas”.

En su opinión, alcanzar la igualdad de género en el lugar de trabajo significa que las mujeres y los hombres tengan las mismas oportunidades para su progreso profesional, para ejercer plenamente sus derechos humanos y para contribuir y beneficiarse del desarrollo económico, social, cultural y político.

Techo de cristal

«El "techo de cristal" es una conocida metáfora para referirse a los obstáculos que impiden que las mujeres puedan progresar más allá de un cierto punto en su carrera profesional », explicó. «En realidad, muchas mujeres no sienten que el obstáculo a su progreso sea un techo de cristal, sino el efecto acumulativo de pequeños problemas a los que deben enfrentarse en su día a día, y que ralentizan su progreso profesional, o simplemente les impiden alcanzar el puesto de liderazgo más alto y puestos de toma de decisiones».

Complejidades

Por eso, la conferencia habla de un «laberinto»: «porque cuando pensamos en el camino hacia el liderazgo como un laberinto que las mujeres tienen que resolver (más que un techo de cristal que deben romper), vemos más claramente las complejidades y los retos a los que las mujeres se enfrentan cuando intentan progresar en sus carreras».

«El hecho de que haya mujeres que ocupan puestos de liderazgo demuestra que no existe un obstáculo absoluto al progreso profesional de las mujeres», insistió. «Sin embargo, hay ciertos obstáculos institucionales y sociales que crean el laberinto que las mujeres encuentran en sus carreras y que las fuerzan a negociar en el caso de que quieran progresar».

Pero ya es hora de asegurarse de que este viento de cambio sigue soplando sin cesar por todo el mundo y que las mujeres son representadas plenamente en los cargos de liderazgo y de toma de decisiones en los sindicatos, en la educación y en la sociedad.

Deben aplicarse leyes positivas

Fatima Echaabi, en representación de las afiliadas de la IE en Marruecos, hizo hincapié en que los derechos de las mujeres son derechos humanos. «La igualdad de género es un proyecto para toda la sociedad, en la educación o en otros ámbitos como la política», dijo. « ¿Cuántas jóvenes hacen realidad sus sueños? ¿Cuántas mujeres vemos en puestos de liderazgo?»

Reconoció que Marruecos ha realizado esfuerzos para que las niñas acudan a la escuela, incluso en las zonas alejadas, pero insistió en que hay numerosos obstáculos a la igualdad de género, y una «pared de hormigón», una mentalidad machista, enraizada en los comportamientos culturales y religiosos de Marruecos.

«El país dispone de leyes liberales y modernas sobre la igualdad de género y la lucha contra la discriminación de las mujeres, pero deben aplicarse», dijo.

Herramientas clave para el liderazgo

Las oportunidades de desarrollo profesional para líderes sindicales también tuvieron su hueco en la programación en la conferencia. En una serie de talleres interactivos, las líderes sindicales actuales y futuras tuvieron la oportunidad de perfeccionar sus habilidades para conseguir un liderazgo transformador y sólido. En las sesiones se proporcionaron consejos sobre orientación, prejuicios implícitos, expresión y comunicación pública, comunicaciones y medios, además de incidir en cómo liderar dando ejemplo de un equilibrio sano entre vida laboral y personal.

Reducir la brecha: empoderar para el liderazgo

Los participantes analizaron las barreras relacionadas con el género para «progresar y sobrevivir» en papeles de liderazgo en diferentes sectores educativos: desde la educación de la primera infancia hasta la superior. En los talleres llegaron a la conclusión de que es importante fomentar la igualdad de género en el ámbito de las estructuras sindicales y ser consciente de los diferentes retos a los que se enfrentan las docentes profesionales, educadoras y el personal de apoyo educativo.

Las conclusiones de esta conferencia han sido:

1.- Sé consciente de lo que estás haciendo

2.- Cada uno enseña a un asesor a alguien y encuentra a alguien para que lo asesore

3.- Convence a otros para que sean activistas

4.- Céntrate en el equilibrio de género

volver arriba

Conocenos

Sectores

Áreas

Servicios

Enlaces de interes

Siguenos