Julio Lacuerda se reúne con Susana Sumelzo para hablar de la situación de los empleados públicos

La secretaria de Administraciones Públicas del PSOE, Susana Sumelzo, se ha reunido este martes en Madrid con el secretario general de la Federación de Servicios Públicos (FSP) de UGT, Julio Lacuerda, para trasladar a este sindicato el compromiso del Partido Socialista de trabajar en la defensa de los derechos de los empleados públicos y de los servicios públicos.

Julio Lacuerda ha expuesto a la dirigente socialista las principales reivindicaciones de FSP-UGT, todas "resultado de los recortes en derechos en la función pública ejecutados por el Gobierno de Rajoy".

Estas reivindicaciones apuntan a la creación de empleo que permita la prestación adecuada de los servicios públicos y garantizar el mantenimiento de unos servicios públicos de calidad; la recuperación del poder adquisitivo de los funcionarios; del carácter de norma básica del Estatuto Básico del Empleado Público y rehabilitación de los cauces y medios de negociación sindicatos-Ejecutivo, "rotos durante los casi tres años de Gobierno del PP".

Susana Sumelzo ha explicado al secretario general de FSP-UGT los objetivos de la Secretaría de Administraciones Públicas, cuya creación en el pasado Congreso Extraordinario del PSOE supone el compromiso del partido de "convertir la defensa de los servicios públicos en línea principal de sus principios programáticos y en un ámbito fundamental de diferenciación con sus oponentes políticos".

En concreto, por lo que se refiere a los empleados públicos, Sumelzo ha manifestado a Julio Lacuerda que, "frente al clima creado por el PP para socavar la consideración profesional de los funcionarios y de los sindicatos, el PSOE va a empeñarse en la tarea de dignificar tanto el trabajo del empleado público como de sus organizaciones sindicales".

El agua, un derecho humano

El Secretario General de UGT, Cándido Méndez, ha manifestado que a principios de año había 500.000 avisos de cortes de suministro de agua y que en España hay más de 3.600.000 hogares que tienen dificultades para pagar el recibo del agua, es decir “más de 9.200.000 de personas tienen dificultades para poder garantizarse este bien, un derecho humano fundamental”. Una escalofriante realidad que no es ajena a la política económica que impera en Europa y en España y que ha conllevado graves problemas para nuestro país (la elevada deuda, el alto desempleo, la precarización laboral , la rebaja de salarios, etc)

Méndez ha advertido que, si no se cambia de manera radical estas política económica, hablar de una tercera recesión no será una hipótesis lejana sino una realidad. Hay que poner en marcha políticas de crecimiento y creación de empleo, apostar por la inversión en infraestructuras, por la reindustrialización europea y por afrontar todos los restos medioambientales.

Méndez, que ha hechos estas declaraciones en la apertura de la jornada Confederal “El agua un derecho humano”, ha señalado que hay que “rescatar el agua de la lógica del mercado”, evitar que se trate como una mercancía, y que es necesario que la dimensión económica se supedite a la dimensión social y medioambiental. El Secretario General de UGT ha expresado la preocupación por la redacción de los acuerdos sobre libre comercio, pues pueden tener un impacto muy negativo sobre los servicios públicos y la gestión y el suministro del agua y ha reafirmado el compromiso sindical, tanto en el ámbito internacional como en el nacional, para que el agua sea considerada un derecho humano.

En la apertura de esta jornada ha participado, además, la Secretaria de Salud Laboral y Medio Ambiente de UGT, Marisa Rufino y el Secretario General de la Federación Sindical Europea de Servicios Públicos, Jean Willem Goudriaan.

Altas temperaturas en la bibliotecas públicas de Madrid

La Sección Sindical de UGT que se ocupa de las bibliotecas públicas de la Comunidad de Madrid, denuncia que el nefasto sistema eléctrico que estas bibliotecas tienen, ha ocasionado cortes de luz en más de una biblioteca durante el mes de julio y lo que va de mes de agosto. Esto está  afectando al normal funcionamiento del servicio que dichas bibliotecas prestan, además de provocar situaciones de riesgo para usuarios y  trabajadores, que padecen elevadas temperaturas como consecuencia de estos permanentes cortes de luz, llegando incluso hasta los 33 grados de temperatura que se alcanzaron en julio en la Biblioteca Manuel Alvar, superando ampliamente los grados que la Ley de Prevención de Riesgos Laborales  estipula como tope máximo en los centros de trabajo.

Esta situación y las elevadas temperaturas que alcanzan las Bibliotecas, son tónica habitual cada verano en dichas instalaciones, teniendo como consecuencia el mal servicio que se presta así como la insalubre situación que padecen los trabajadores de dichos centros para poder hacer su trabajo correctamente, (permanentes cortes, altas temperaturas, etc.).

Desde la Sección Sindical de UGT no se entiende como este problema que sucede año tras año y del que llevamos advirtiendo desde meses antes del verano, no haya tenido una solución previa, ya que las elevadas temperaturas son normales en esta época del año. También exigimos un correcto sistema eléctrico en las instalaciones en beneficio de los usuarios y de la salud de las trabajadoras y los trabajadores. 

La sección sindical, tras poner en conocimiento de la Administración esta situación, ha solicitado en reiteradas ocasiones una reunión urgente para acometer este y otros problemas relacionados con las bibliotecas (la insalubridad en los centros de trabajo, la falta de personal, y los pocos medios con los que se cuenta), sin tener respuesta alguna hasta el momento.

La falta de respuesta a éste y otros problemas, unido al escaso presupuesto que invierte la Comunidad de Madrid en las Bibliotecas Públicas demuestra, una vez más, el desinterés por la cultura de las ciudadanas y ciudadanos de Madrid. Para UGT la cultura es un derecho que la falta de medios no puede ni debe mermar.

UGT reclama una política de movilidad sostenible

UGT apoya la Semana Europea de la Movilidad 2014, que en esta edición se celebra del 16 al 22 de septiembre bajo el lema “La ciudad, sin mi coche”, reclamando una reflexión sobre el impacto de la movilidad en la calidad del espacio urbano e instando a elegir formas de transporte menos contaminantes e intensivas en consumo energético, contribuyendo a hacer de las ciudades espacios más saludables, con menos ruido y mayor calidad de vida.

El sindicato, que realizará diversas acciones en todo el territorio nacional con motivo de esta campaña a lo largo de toda la semana, señala que el aumento del tráfico rodado produce importantes impactos sobre la calidad y disponibilidad de áreas urbanas que son detraídas de uso peatonal en favor de vehículos motorizados.

La pérdida de espacio urbano utilizado para las infraestructuras de transporte (vías de tráfico y aparcamientos) ocupa importantes superficies del centro de las ciudades; las emisiones del transporte contribuyen al cambio climático y al empeoramiento de la calidad del aire y de la salud, así como al deterioro de los edificios que conforman el patrimonio histórico y cultural; y la congestión del tráfico y la afección de la salud por efecto de la contaminación y debido a los accidentes supone también costes directos e indirectos muy relevantes que reducen la eficiencia del conjunto de la economía. Sólo de enero a julio del año en curso, se han producido en España 37.089 accidentes en desplazamientos al centro de trabajo, un 3% más que en el mismo período del año anterior.

La Unión General de Trabajadores considera que hacer de las ciudades lugares más agradables y menos peligrosos es responsabilidad de todos. Por ello, las administraciones públicas deben tomar medidas contundentes para garantizar el derecho a la movilidad de todas las personas y facilitar la decisión de la gente en la elección de las formas de transporte menos intensivas en el uso de la energía y en generación de emisiones de gases contaminantes y de ruidos y vibraciones.

Además, es imprescindible implementar planes de movilidad urbana en los que se integre sistemas de transporte público seguro y a precio asequible; promover el derecho de los trabajadores y representantes sindicales a participar en la elaboración de los planes de movilidad al centro de trabajo; y construir infraestructuras separadas del tráfico rodado para el transporte por modos alternativos (rutas ciclistas, aparcamientos de bicicletas, etc.).

UGT demanda también la restricción del acceso de vehículos motorizados a determinadas áreas del centro de las ciudades, dando preferencia a peatones y ciclistas; establecer medidas orientadas a reducir la velocidad y el nivel de ruido del tráfico urbano; y reforzar la coherencia entre los planes de infraestructuras de transporte y vivienda, entre otras cuestiones.

1888-2014: 126 años defendiendo a los trabajadores

 

Este martes, 12 de agosto, se cumplen 126 años de la constitución de la Unión General de Trabajadores, como resultado del Congreso Obrero celebrado en Barcelona del 12 al 14 de agosto de 1888.

En aquel Congreso, germen histórico del sindicalismo de clase en España, participaron 44 sociedades obreras –o sociedades de resistencia- de diferentes partes del país y en representación de 5.154 asociados, que decidieron unirse para mejorar las condiciones de trabajo “apelando a la huelga bien organizada y recabando de los Poderes públicos cuantas leyes favorezcan los intereses del trabajo, tales como la jornada de ocho horas, fijación de un salario mínimo, igualdad de salarios para obreros de uno u otro sexo, etc”.

Los trabajadores que en aquel final del siglo XIX decidieron organizarse para cambiar sus condiciones de vida y de trabajo, nos legaron una organización y, en palabras del Secretario General de UGT Cándido Méndez, “consolidaron una obra, un acervo común para la clase trabajadora de España. Su lucha alumbró las primeras leyes laborales, las que fueron el germen del derecho del Trabajo; su lucha insertó a España en el constitucionalismo social, en la Constitución de 1931 y en la de 1978. Su lucha consiguió la libertad sindical, el derecho de huelga, y un sistema de relaciones laborales basado en la negociación colectiva. Y su lucha y su compromiso crearon el convencimiento de que el Estado del Bienestar es un marco imprescindible para el desarrollo económico y la cohesión social”.

La actividad sindical de la Unión General de Trabajadores ha contribuido a la defensa de los valores de la igualdad, la libertad y la justicia social; al restablecimiento en nuestros país de las libertades democráticas, y al establecimiento de una legislación social, unos servicios y prestaciones públicos y una cultura laboral que la gran crisis económica que se inició en 2008 y en la que aún estamos inmersos amenaza con desbaratar.

La larga trayectoria de la Unión General de Trabajadores está recogida, entre otras, en la serie de libros publicados por la editorial Siglo XXI, dirigida por el Catedrático de Ciencia Política y de la Administración de la Universidad Complutense, Santiago Castillo, y titulada “Historia de la UGT”.

Página 1 de 6

IR ARRIBA