El Real Decreto de becas sigue dificultando el acceso a la educación

El Sector de Enseñanza de FeSP-UGT rechaza el Real-Decreto sobre becas y ayudas al estudio aprobado hoy por el Consejo de Ministros porque con él el Gobierno de Mariano Rajoy sigue dificultando la igualdad de oportunidades a la hora de acceder a la enseñanza, por cuanto las condiciones que mantiene desvirtúan totalmente los fines de las becas y ayudas y contribuyen a excluir a muchos estudiantes de los niveles posobligatorios.

FeSP-UGT recuerda que ya expresó su oposición a este Real-Decreto a su paso por el Consejo Escolar del Estado, en donde hizo público un voto particular.

Los requisitos académicos y económicos que establece el Gobierno para el curso 2017-2018 mantienen los que fijó el tristemente recordado ministro Wert, y con ellos persisten los obstáculos socioeconómicos que están impidiendo a muchos estudiantes el acceso a la enseñanza superior, y con ello el derecho de todos y todas a la educación.

El Real-Decreto mantiene los umbrales de renta y patrimonio para poder acceder a las ayudas, lo que implica que solo desde una grave situación económica familiar puede alguien ser beneficiario de una beca. El Sector de Enseñanza de FESP-UGT defiende que las rentas de las familias han de ser prioritarias a la hora de otorgarlas, por encima de cualquier otra consideración, como son, para el Gobierno, las notas obtenidas por los alumnos.

Los umbrales que se establecen dejan fuera a miles de estudiantes, como ha quedado patente en los últimos años, y contra lo que asegura el propio Gobierno, cuando por boca de su ministro portavoz sostiene su discutible compromiso “para que nadie abandone sus estudios posobligatorios por motivos económicos” y cuando dice avanzar “en el esfuerzo, la responsabilidad y la igualdad de oportunidades”. Demasiados testimonios estudiantiles desmienten por sí solos las tesis del Gobierno del Partido Popular.

Como demuestran los datos, las becas permanecen prácticamente congeladas desde hace cinco años, y al aumentar el número de beneficiarios, debido a las consecuencias de una crisis económica de la que muchos sectores de nuestra sociedad siguen sin recuperarse, las cuantías que se perciben son cada vez menores y más inseguras.

Por si eso no fuera suficiente, la parte variable con que cuentan las becas está condicionada por muchos factores difíciles de averigüar, de tal modo que los beneficiarios no conocen con exactitud la cantidad que les puede corresponder. A esta situación preocupante se ha sumado en cursos anteriores un desmesurado aumento de las tasas de matrícula en muchas comunidades autónomas, lo que ha hecho más dificultoso aún el acceso a la Universidad.

El Sector de Enseñanza de FeSP-UGT considera que el modelo de becas y ayudas al estudio que propugna el Partido Popular merece una enmienda a la totalidad y que se aleja del deber constitucional de garantizar la igualdad de acceso a la educación.

SÍGUENOS EN TWITTER

SÍGUENOS EN FACEBOOK

 

CURSOS GRATUITOS PARA TRABAJADORES

CANAL YOUTUBE

 

IR ARRIBA