Marruecos, también en huelga

UGT concluye hoy sus conversaciones con los sindicatos españoles CCOO y CSIF para la convocatoria conjunta de una huelga en todas las dependencias de la Embajada de España en Marruecos, incluidos los centros del Instituto Cervantes y los colegios e institutos españoles. También está en conversaciones con el sindicato marroquí SUSE-UMT, con el cual esta Federación del Exterior de FeSP-UGT mantiene relaciones especiales, y que muestra su apoyo a la huelga.

Son más de 1.000 empleados públicos los que dependen de la Embajada. España mantiene una extensa red como consecuencia de su pasado colonial y administra cementerios, hospitales, residencias de ancianos y centros de formación en el país alauita, además de una extensa red de consulados.

Las condiciones laborales son deplorables. Los sueldos han sufrido la congelación salarial pero sobre todo resulta escandaloso ver las nóminas de muchos trabajadores cuyos sueldos rondan los 300 euros al mes.

También denunciamos que la Administración española no respeta la normativa de orden público laboral de Marruecos. Recientemente UGT, junto a UMT, consiguió que se pagaran la antigüedad prevista en la normativa laboral marroquí, pero la Administración se niega a pagar los demás complementos obligatorios como son los complementos de comida y transporte. A esto se une que la Embajada nunca efectuó las retenciones fiscales que la ley obligaba a realizar al empleador. Ahora que Marruecos ha requerido a los trabajadores el pago de los impuestos atrasados, la Embajada pretende cambiar la estructura de las nóminas deduciendo los anteriores complementos sin pagarlos, lo cual resulta incomprensible.

El resto de las Embajadas de la UE han solucionado bilateralmente la misma cuestión consiguiendo para los trabajadores una compensación económica para que puedan hacer frente a los embargos. España, siguiendo su costumbre de abandonar a sus trabajadores a su suerte.

Solicitamos un aumento del 25%-40%, según el tramo salarial del que se trate, que beneficie a los trabajadores peor pagados, que generalmente son los de nacionalidad marroquí.

También consideramos de justicia que España se haga cargo de sus obligaciones fiscales por no haber retenido en origen  y haber mal informado a los trabajadores.

También reclamamos el pago de los complementos salariales obligatorios.

Por supuesto también en Marruecos resulta llamativo que a los diplomáticos y también al Embajador se les haya incrementado sus retribuciones y a los trabajadores se les mantenga congelados.

 

CANAL YOUTUBE

Educacion

 

 

 

 

ÚLTIMOS TWEETS

SÍGUENOS EN FACEBOOK

 

 

IR ARRIBA