Las mujeres trabajadoras están expuestas a mayores riesgos psicosociales.

El Estudio constata que en toda la UE se observa una tendencia creciente de absentismo y jubilación anticipada por enfermedades mentales, particularmente en relación al estrés y depresión. Las mujeres están especialmente afectadas por esta tendencia. Ello por el hecho de que las mujeres estén más expuestas a los factores que incrementan el riesgo de pobre salud mental, se debe al rol y estatus que tradicionalmente la sociedad les “reserva”. Las características de su trabajo, escasa progresión profesional, empleos múltiples, intensificación de las tareas y poca autonomía, contribuyen a altos niveles de sobrecarga y estrés.

Explica cómo las mujeres que trabajan en contacto directo con los clientes, tienen más riesgo psicosocial. Estas trabajadoras  denuncian altos índices de atención sexual no solicitada, regalos, comportamientos humillantes, acoso sexual y bullying, mientras que los hombres denuncian altos niveles de violencia física en el trabajo. El riesgo de experimentar tanto amenaza como violencia perpetrada es mayor en el sector salud, administración pública y defensa, pero se está incrementando también en otras profesiones. La violencia y acoso en el trabajo, tiene efectos inmediatos sobre las mujeres incluyendo carecer de motivación, pérdida de confianza, reducir la autoestima, depresión, ira, ansiedad, irritabilidad y puede contribuir a desarrollar MSDs. Con el tiempo, estos síntomas pueden llevar a enfermedades físicas, desordenes reproductores, mentales, cardiovasculares, y pueden incrementar el riesgo de accidentes laborales, invalidez e incluso de suicidio.

Según el Estudio es importante que, en la evaluación de riesgos de la mujer, se tome en cuenta tanto los riesgos psicosociales como los físicos, puesto que más mujeres que hombres trabajan en sectores que tienen contacto diario con clientes y usuarios, como en educación, salud, comercio y hostelería. Además ellas continúan dedicándose más al cuidado de los hijos y el hogar. Muchas mujeres pertenecen a sectores donde la implementación de la seguridad y salud en el trabajo es todavía un reto.

*Nuevos Riesgos y evolución de la salud y seguridad de la mujer trabajadora, de E.Schneider (European Risk Observatory)

IR ARRIBA