Día del Docente: proteger su salud laboral también es apoyar a los maestros

El día 5 de octubre se celebra el Día Mundial del Docente, FeSP-UGT se une a la convocatoria de Naciones Unidas y promueve la concienciación de la sociedad en su conjunto sobre la función esencial que los maestros desempeñan para lograr el aprendizaje y crear sociedades basadas en el conocimiento, los valores y la ética.

Apoyar a los docentes significa proporcionarles capacitación previa, darles formación profesional permanente y proteger sus derechos.

Desde la Secretaria de Salud Laboral de FeSP-UGT demandamos que los docentes logren su empoderamiento a través de la provisión de unas condiciones de trabajo óptimas, entornos de trabajo seguros, sanos y con los recursos adecuados.

Debido a los cambios sustanciales en las relaciones laborarles y la recesión económica actual los docentes están experimentando cambios organizacionales y de reestructuración con graves consecuencias para su salud física y mental, afectando a su bienestar.

La carga laboral intensificada por la falta de recursos materiales y humanos provoca el incremento de riesgos específicos de la actividad docente como trastornos musculoesqueléticos, foniátricos, estrés y el aumento de accidentes laborales.

En este sentido UGT denuncia que el endurecimiento de las condiciones por parte de las Mutuas Colaboradoras con la Seguridad Social para conceder las bajas y el miedo de los propios trabajadores a perder su puesto de trabajo ha producido un trasvase de accidentes con baja a accidentes sin baja durante los años más duros de la crisis económica.

Mención especial merecen el estrés y los riesgos piscosociales. Las reformas laborales han añadido aún más malestar psicosocial a un colectivo ya de por sí castigado por el estrés, la depresión, la fatiga psíquica y el llamado síndrome del quemado. Estas situaciones desembocan cada vez más en insatisfacción personal, absentismo y bajas laborales, así como jubilaciones anticipadas.

Ante el deterioro de los entornos profesionales producto de la precariedad laboral y la crisis, UGT insta al cumplimiento de los principios de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, así como intensificar las políticas activas en materia de prevención.

Asimismo, debido al papel social que tiene la escuela en la contribución a una auténtica formación en valores de las generaciones futuras, FeSP-UGT demanda una formación específica del docente en Prevención de Riesgos Laborales y Medio ambiente con el fin de fomentar en el alumnado una cultura preventiva y medioambiental.

En este sentido, FeSP-UGT exige introducir el área de salud laboral en el currículo escolar de todas las etapas educativas de acuerdo con el preámbulo de la LPRL. De esta manera el alumnado, desde las primeras etapas de su desarrollo educativo, se irá familiarizando con la seguridad y salud en el trabajo, logrando interiorizar correctos hábitos de conducta que sean más fáciles de reproducir e imitar cuando se incorpore al mercado laboral.

De igual modo FeSP-UGT demanda proyectos que aborden contenidos transversales de Educación Ambiental junto al área de Salud laboral, ya que ambas disciplinas están íntimamente ligadas al bienestar de todos los trabajadores/as.

FeSP-UGT apuesta por un modelo consciente, responsable y respetuoso con el medio ambiente a través del desarrollo de una ética ambiental que sea transversal en todos los niveles del sistema educativo, con el fin de adquirir una serie de conocimientos, comportamientos y actitudes que motiven al alumnado en edades tempranas a sentir interés y preocupación por el medio ambiente.

Estos objetivos sólo se podrán lograr si se invierte en contratar, apoyar y empoderar a los docentes a través de la promoción de una educación de calidad y una sociedad sostenible que involucre a todos los actores del sistema educativo.

IR ARRIBA