UGT alerta de los riesgos del uso de las nuevas tecnologías

UGT reivindica una atención específica a los riesgos emergentes como el alto grado de implantación y uso de la tecnología en el ámbito laboral.

El Observatorio de Prevención de Riesgos Laborales y la Universidad Jaume I han realizado un estudio en el que se da a conocer el uso que se hace de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) y en especial, el estrés específico derivado de la introducción y uso de nuevas tecnologías en el trabajo (tecnoestrés).

Un 34% de las personas que participaron en esta encuesta considera que el uso excesivo de las TIC les produce problemas o consecuencias negativas como el bajo rendimiento en el trabajo, tensión, fatiga visual y postura inadecuadas.

En relación al factor psicosocial del contenido del trabajo, un 27,38% realiza tareas rutinarias y un 51,58% considera que trabaja con mucha información y datos.

Ante esta situación, UGT denuncia que el desarrollo tecnológico en el ámbito laboral si bien ha contribuido a numerosos avances, también ha facilitado la aparición de nuevos modelos de organización, obligando al trabajador a realizar un esfuerzo permanente de adaptación.

El trabajo continuo con ordenadores y aplicaciones informáticas provoca innumerables problemas que van desde trastornos musculoesqueléticos (dolores de cuello, espalda, hombros, brazos y manos) hasta dolores de cabeza continuos, problemas visuales y oculares, fatiga mental, estrés, etc.

UGT demanda de los empresarios y empleadores estrategias preventivas adecuadas para lograr una utilización racional de las nuevas tecnologías y eliminar o minimizar su posible impacto negativo en los trabajadores.

Acceso al informe completo.

IR ARRIBA