Un paso más hacia el Estatuto del Bombero Forestal

Este miércoles  se registró en el Congreso de los Diputados la Proposición de Ley del Estatuto Base de Bomberos Forestales. En esta ley se ha estado trabajando muy de lleno desde la Secretaría de Admon. Local y Autonómica, desde la Coordinación Silvícola y Bombero forestal durante el pasado año fue El Grupo Parlamentario de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea , encargado de presentarla en la cámara alta.

El acto y posterior rueda de prensa contó con el Secretario General de PODEMOS Pablo Iglesias, también estuvieron la Secretaria Joana Mor y Ángel Rubio, además de numerosos Bomberos Forestales venidos de los distintos territorios.

Desde la FeSP-UGT se valoró esta ley como la apuesta clara por servicio de emergencias público que pretende regularizar los servicios de prevención, detección y extinción de incendios forestales, y apoyo a las contingencias en el medio natural y rural, compuesto por unos 30.000 trabajadores repartidos en el territorio nacional en las diferentes comunidades autónomas. Este hecho provoca agravios comparativos y laborales al personal, puesto que cada autonomía regula los servicios de emergencia sin una cartera de mínimos.

Joana Mor además puso énfasis en  la voluntad inclusiva a la hora de construir el texto, puesto que este sector tiene una tasa de empleo de entre un  5% y 7%, intentando reducir la brecha entre hombre y mujeres: “pretende por tanto ser un texto normativo que establezca los criterios base para un marco de regulación general” Afirmó.

Desde el grupo de trabajo técnico que compone la Coordinación de Bomberos Forestales, resaltan la importancia de unificar las distintas categorías en la de Bombero Forestal (CON 5932), así como el encuadre de  un solo “CNAE” para este personal, como es el 84.25 que enmarca a los servicios de protección  civil y emergencias.

Otro de los grandes pilares que conforma esta propuesta de ley es formación según establece las cualificaciones y certificaciones profesionales correspondientes a la familia de Seguridad y M.A.: real decreto 1536/2011, de 31 de octubre y el real decreto 624/2013, de 2 de agosto. Con esta formación se pretende que tengamos un cuerpo de bomberos forestales profesional, que minimice la elevada tasa de accidentabilidad y mortalidad que sufre el colectivo.

La “prevención de riesgos laborales” con la identificación de los riesgos, el reconocimiento de las condiciones especiales inherentes a la actividad,  así como una regulación conforme a la ley de jornadas especiales, es otra apuesta clara por  la salud  laboral del personal que debería verse regulado por la obtención de los coeficientes reductores que este sindicato UGT tiene reclamado desde 2014.

Por último, Ángel Rubio valoró el gran trabajo realizado por las organizaciones sindicales implicadas (UGT, CC.OO, Csif y PASBF) en la elaboración del texto, y agradeció al GRUPO PODEMOS la posibilidad de materializar una reivindicación histórica.

IR ARRIBA