UGT denuncia el despido de ocho trabajadoras del Instituto de la Mujer y el vaciamiento de contenido del organismo

UGT lleva mucho tiempo denunciando el grave retroceso que se está produciendo en materia de igualdad entre mujeres y hombres. Empezando por el recorte drástico en las  partidas presupuestarias destinadas a la lucha contra la violencia, la sensibilización y prevención, y acabando con  la no aplicación de la Ley de Igualdad. Finalmente el Gobierno ha logrado vaciar de contenido un organismo autónomo que durante décadas ha sido referente en el impulso de las políticas de igualdad: el Instituto de la Mujer.

El Instituto de la Mujer ha despedido a ocho técnicas por denunciar su situación laboral. Estas mujeres llevaban una media de diez años encadenando contratos temporales por obra y servicio, cuando en realidad sus puestos de trabajo correspondían a una necesidad estructural del organismo.

UGT denuncia que estas mujeres no han sido simplemente despedidas; han sido represaliadas y castigadas por reclamar sus derechos. Las cambian de funciones y de puesto de trabajo,  las aíslan del resto del funcionariado y  les asignan labores por debajo de su experiencia, capacidad y cualificación profesional. Y cuando denuncian esta situación son despedidas.

A lo largo del año que ha durado esta situación, la dirección del Instituto de la Mujer no ha tratado de ponerse en contacto con las trabajadoras demandantes. Muestra así un absoluto desprecio por ellas y por sus derechos laborales, actitud que queremos denunciar desde UGT. Por si todo lo anterior fuera poco, con motivo del décimo aniversario de la Ley de Igualdad la directora del Instituto Lucía del Carmen Cerón defendió la temporalidad del empleo con estas palabras: " (...) la mujer busca ese trabajo temporal, pequeño, para ser una ayuda a la carga familiar”. Declaración completamente indigna (e incompatible) para el cargo que ostenta.

IR ARRIBA