FeSP-UGT no da por cerrado el incremento salarial del 1% para los empleados públicos en 2017

UGT y CCOO han iniciado una ronda de encuentros con los grupos parlamentarios para pedirles que garanticen el poder de compra de los empleados públicos en 2017 y la recuperación de derechos, a través de enmiendas a los Presupuestos Generales del Estado durante su tramitación parlamentaria. Los responsables sindicales también explicarán a los diputados, de primera mano, el alcance y las condiciones del Acuerdo para la Mejora del Empleo Público que gobierno y sindicatos han firmado en el seno de la Mesa General de Negociación de las Administraciones Públicas.

Los responsables sindicales han mantenido una primera cita con los grupos parlamentarios socialista y de Esquerra Republicana de Cataluña donde han expuesto el trabajo realizado para llegar a un acuerdo en materia de empleo, tras años de ausencia de diálogo. Julio Lacuerda, secretario general de FeSP-UGT, ha señalado que se trata de un buen acuerdo para el empleo, logrado tras meses de fuerte actividad reinvidicativa y que  rectifica la política de recursos humanos del gobierno del PP” “Un acuerdo que se subsanciará en diálogo con las Comunidades Autónomas y ayuntamientos –añade Lacuerda- pues esa es otra de las virtudes del texto, que devuelve a la negociación materias que el Gobierno del PP sacó”.

Sin embargo, ha recordado que en materia retributiva y derechos laborales, ha sido imposible un acuerdo. Lacuerda ha señalado que la oferta salarial del 1% para 2017 es inasumible para los empleados públicos, sumarían más pérdida de poder adquisitivo a la que ya acumulan desde 2013, un 13%. Un hecho que contrasta con el discurso de recuperación económica del Ejecutivo.

Así, UGT y CCOO han propuesto a los grupos parlamentarios que, mediante la dinámina parlamentaria, corrijan la cifra incluida en los presupuestos y garanticen el poder adquisitivo de los empleados públicos. También han pedido que amplíen a otras materias como jornada o IT sus posibles enmiendas. Las propuestas han tenido buena acogida entre los representantes de ambos grupos parlamentarios.

IR ARRIBA