UGT pide la apertura del Ámbito de negociación para abordar el RD de troncalidad

El Tribunal Supremo ha anulado el Real Decreto que regula la troncalidad por ser insuficiente su Memoria de impacto económico, según ha publicado el propio órgano judicial este martes.

El pronunciamiento del Tribunal Supremo que anula el Real Decreto 639/2014, de 25 de julio, por el que se regula la troncalidad y otros aspectos de la formación sanitaria especializada, no tiene relación con el texto legal aprobado, sino que hace referencia a la Memoria de Impacto Económico que lo acompaña.

UGT considera que el Real Decreto en cuestión, como normativa de desarrollo reglamentario, forma parte de la normativa básica, y por tanto, se trata de materia de negociación colectiva, debiendo ser tratada en el Ámbito de Negociación, porque como tal incide en la dimensión laboral de los profesionales sanitarios.

Es necesario el comienzo de un proceso negociador en el Ámbito de Negociación que aborde los contenidos del mismo y recupere propuestas que a juicio de UGT lo mejorarían sustancialmente. Este es el caso de los aspectos relacionados con el contexto y la regulación europea dada la movilidad de profesionales en la actualidad. Además este Real Decreto afecta negativamente a determinados colectivos médicos en relación con sus posibilidades de trabajo.

La sentencia pone el acento en que esta regulación de la troncalidad  no se puede realizar sin coste, efectivamente UGT exige al gobierno que se comprometa cuantificando realmente el coste de la formación de los profesionales y garantizando la financiación de la misma.

Sería deseable que este Real Decreto tuviera un elevado grado de consenso después de un proceso de negociación que diera como resultado una regulación satisfactoria para los profesionales, solucionando problemas como el hoy existente  entre los médicos que desarrollan su trabajo en los servicios de Urgencias y Emergencias (pre-95 y post-95) ni agravar u ocasionar nuevos conflictos (Inmunología, Salud Pública etc.).

Esta regulación deja sin formación especializada en un ámbito básico de actuación a muchos profesionales médicos que han venido ejerciendo en el ámbito de Urgencias y Emergencias, además de continuar ampliando la distancia entre la formación que se exige para la práctica profesional entre los ámbitos público y privado.

 

IR ARRIBA