UGT denuncia la pretensión de Madrid Salud de externalizar servicios a partir del 1 de septiembre

El próximo 1 de septiembre Madrid Salud inicia la externalización de sus servicios con la adjudicación a empresas privadas de dos macro contratos con importe total estimado de 6.287.872,48 euros:

El primero es el Contrato del Servicio de Educación Social y Mediación Intercultural de Apoyo a la Salud Comunitaria (SESMIASC) con un presupuesto estimado del contrato de 4.900.811,74 euros. El personal contratado consta de 1 coordinador/supervisor, 20 educadores sociales y 8 mediadores sociales con diversas titulaciones universitarias relativas a ciencias de la salud y/o sociales.

Los ofertados servicios serán complemento a la intervención comunitaria de la Estrategia “Barrios Saludables”, centrando su intervención a la salud sexual y reproductiva, promoción de la alimentación sana y a la actividad física, el envejecimiento activo y saludable, prevención del tabaquismo, salud materno infantil, promoción de la salud mental, promoción de entornos saludables o abordaje de las desigualdades sociales en salud.

El segundo se trata de un Contrato de Servicios para la Intervención Comunitaria para la Prevención y Promoción de la Salud en el cuidado de los malestares de la vida cotidiana con un presupuesto estimado de 1.387.060,74 euros. El personal contratado serán  4 titulados universitarios en ciencias sociales o de la salud, 2 psicólogos, 2 educadores sociales y 1 auxiliar administrativo. Los principios de actuación, que deberán regir dichos programas, son los contemplados en el Plan “Madrid Ciudad de los Cuidados” relacionados con los roles de género, la crianza de los hijos y la construcción de la identidad en púberes y adolescentes y la prevención de la soledad no deseada.

Asimismo hay que tener en cuenta que el personal de ambos contratos podrá ampliarse en número hasta un 10,13% en el caso de que se abran nuevos CMS y que a las empresas se les facilitará la migración de datos informáticos de los centros necesarios para el correcto servicio. Por otro lado, entre las cláusulas sociales se dará una mayor  puntuación para aquellas empresas que hayan realizado trabajos de igual o similar naturaleza, durante los últimos 5 años, tanto en empresas públicas como en privadas.

Desde UGT queremos hacer una retrospectiva de estos últimos 10 años, en 2007 aterrizó en Madrid Salud el PP de la Comunidad de Madrid EN TROPEL, En 2008 nos hablaron de Botas en vez de Batas, en 2011 de Duplicidades, en 2013 de Transferencias,  en 2014 Amortizaciones de plazas, en 2015 Techo de gasto, en 2016 Exceso de Déficit y ahora en 2017 Hibridación, dichas medidas con unas connotaciones muy claras y parecidas como son la eliminación de los Servicios Públicos de Salud Municipal

¿Qué será lo próximo… ¿que en 2020 Madrid Salud desaparezca o se privatice al 100%?

Desde el sindicato no olvidamos como no hace mucho tiempo, vivimos una situación muy similar en el Instituto de Adicciones. El presupuesto destinado para el Departamento de Prevención se eliminó prácticamente en su totalidad con la excusa de los recortes, con consecuencias fatales para el personal subcontratado, ya que fueron cesados de un día para otro y para la población Joven de la Ciudad de Madrid  que dejó de recibir este servicio.

La puesta en valor de lo público, la remunicipalización de los Servicios, fueron algunas de las promesas de la actual Corporación, sin embargo, actualmente, las externalizaciones no sólo se mantienen sino que se inician nuevos procesos tal y como es el caso de Madrid Salud.

UGT rechaza la inmoralidad de hablar de municipalización o remunicipalización en el programa electoral y luego hacer lo contrario. En la actualidad contamos se con una precariedad absoluta, una plantilla con una media de edad cercana a los 61 años, contratos de servicio cada vez más abundantes y de duración determinada…. Todo ello nos va a llevar al final de Madrid Salud o a la Privatización absoluta de los servicios ofertados.

UGT defiende el mantenimiento de la prevención porque es una competencia de los ayuntamientos pero no vamos a consentir que sea a través de una gestión indirecta, así como los servicios públicos de calidad de gestión íntegramente pública

El próximo 1 de septiembre Madrid Salud ha elegido el camino hacia lo que ahora llaman HIBRIDACIÓN que no es otra cosa que una externalización en mayúsculas, a la que UGT se opone de manera absoluta.

UGT denunciará este modelo de gestión indirecta y de precariedad en los foros correspondientes e iniciará  las acciones judiciales oportunas para terminar de una vez con la destrucción de lo público.

IR ARRIBA