La falta de empleo decente es sinónimo de desigualdad

La falta de empleo decente es sinónimo de desigualdad

La falta de un empleo decente asociada al aumento del desempleo y a la persistencia de las desigualdades, hacen cada vez más difícil que las personas se construyan una vida mejor gracias a su trabajo, según la edición más reciente del informe mundial de la OIT sobre las tendencias sociales y del empleo.

El desempleo mundial se ha mantenido relativamente estable durante la última década, pero la desaceleración del crecimiento económico significa que mientras a nivel mundial la fuerza de trabajo incrementa no se están creando suficientes nuevos empleos para absorber a los que se incorporan al mercado laboral.

El informe muestra que el desajuste entre la oferta y la demanda de mano de obra se extiende más allá del desempleo a una amplia subutilización de la mano de obra. Además del número mundial de desempleados (188 millones), 165 millones de personas no tienen suficiente trabajo remunerado y 120 millones o bien han abandonado la búsqueda activa de trabajo o no tienen acceso al mercado laboral.

En total, más de 470 millones de personas en el mundo se ven afectadas. El informe analiza también las desigualdades del mercado laboral. A partir de nuevos datos y estimaciones, muestra que a nivel mundial las desigualdades de ingresos son superiores a lo que se pensaba, sobre todo en los países en desarrollo.

La pobreza de los trabajadores, moderada o extrema, se verá incrementada en el periodo 2020-21 en los países en desarrollo, haciendo más difícil la realización del Objetivo de Desarrollo Sostenible 1 relativo a la erradicación de la pobreza en todo el mundo de aquí a 2030. Quedan muchos retos para el mundo sindical para ir aportando soluciones al mundo del trabajo, combatiendo las desigualdades en el mercado laboral y facilitando el acceso al trabajo decente.

volver arriba

Conocenos

Sectores

Áreas

Servicios

Enlaces de interes

Siguenos