Es fundamental que se apliquen las medidas del Pacto de Estado contra la Violencia de Género

Es fundamental que se apliquen las medidas del Pacto de Estado contra la Violencia de Género
  1. Pilar, con la oportunidad que supone entrevistar a alguien con tu nivel de compromiso, experiencia en perspectiva de género, me gustaría empezar por pedirte que nos ayudes a trasladar a la ciudadanía cómo se enfrenta una víctima de violencia machista al proceso para tratar de huir de ella. ¿Qué supone este proceso para ellas?

El procedimiento por el que una mujer toma la decisión interna de interponer una denuncia es muy complicado por eso es muy importante que sea apoyada desde todas las instituciones una vez que se ha tomado esa decisión. Tradicionalmente el procedimiento estaba focalizado en las garantías del agresor, del inculpado. Pero poco a poco se han ido realizando muchos cambios legislativos y estos cambios se los debemos principalmente a la propia actuación de las víctimas y a las organizaciones de la sociedad civil, a las organizaciones feministas. Así el procedimiento se ha ido girando hacia la víctima. Por eso es fundamental acompañarles en ese proceso, pero también a aquellas víctimas que deciden no interponer denuncia. Sabemos que son aproximadamente entre un 70 y un 80 por ciento de las víctimas y por ello es muy importante que se haya aprobado el título habilitante; ese mecanismo que permite que las víctimas puedan tener acceso a determinadas ayudas laborales y de la seguridad social sin la necesidad de interponer una denuncia.

  1. ¿Crees que a día de hoy la mirada de las y los jueces en términos generales se adecúa al problema estructural que supone la violencia machista? ¿Qué necesitamos para mejorar en este sentido?

Afortunadamente el sistema judicial es un sistema eficaz y que responde. Hay que tener en cuenta que al año se interponen 166.000 denuncias y que únicamente en un pequeño porcentaje encontramos algunas deficiencias en casos muy graves que todos ya conocemos como el caso de la manada por ejemplo. Pero es necesario mejorar la formación de jueces y juezas con una perspectiva de género, con una perspectiva de derechos humanos que les haga separarse, librarse de estereotipos de género como es el pensar que las víctimas interponen denuncias falsamente y deshacer también falsos mitos como que el alcohol, las drogas o la enfermedad mental son las causas últimas de esta violencia de género.

Para ello se ha modificado la Ley Orgánica del Poder Judicial con la finalidad de crear una especialización en materia de violencia sobre la mujer. De este modo jueces y juezas que tengan verdadera vocación serán los que estén destinados a esos puestos de tanta responsabilidad.

  1. ¿Qué me dices de la protección de los y las menores a cargo? ¿Funcionan los protocolos y herramientas con los que se cuentan?

Afortunadamente contamos con estupendos profesionales en los equipos psicosociales y en las unidades de valoración forense integral que atienden a las víctimas; no obstante es importante tener en cuenta que aún existen escasez de recursos y que no tienen toda la disponibilidad que deberían tener, me estoy refiriendo por ejemplo a las guardias. Sería necesario incrementar los efectivos y sobre todo su formación en perspectiva de género y de derechos humanos. Poner el foco también en la no aplicación del síndrome de alienación parental y tener en cuenta el interés superior del menor. También se han mejorado las herramientas de valoración del riesgo por parte del Ministerio del Interior que permite acertar con mayor precisión en las medidas de protección para estos casos.

  1. ¿Qué déficits sería bueno señalar en los equipos de valoración y en general en los recursos con los que contamos? (formación, diferencias geográficas, coordinación, externalización y/o privatización de los servicios)

Aún queda mucho por hacer en los equipos psicosociales, por ejemplo en la Comunidad de Madrid no hay unidades de valoración forense integral porque todavía no está implantado el Instituto de Medicina Legal. Es la única CC.AA que no lo tiene. Aun así es necesario tener en cuenta que no todos los equipos psicosociales están especializados en violencia de género, son la minoría… Por eso es necesario proceder a su especialización y atender los casos en los que se pudieran comarcalizar los juzgados para optimizar estos recursos que son tan importantes a la hora de elaborar esos informes de valoración de riesgo de violencia de género o propuestas sobre las medidas civiles de guarda y custodia, por ejemplo. Las víctimas estén donde estén tienen que tener disponibles los mismos recursos no puede haber víctimas de primera y de segunda categoría.

En cuanto a la externalización de los servicios de 016 y de centro COMETA hoy por hoy la administración con la capacidad que tiene y la capacidad presupuestaria sería muy difícil abarcar la gestión directa de todos estos servicios. Por eso se debe trabajar en mejorar los convenios que tienen las trabajadoras y trabajadores de estos servicios con la finalidad de que los profesionales puedan prestar sus trabajos en condiciones de dignidad que por supuesto en lo que redundara será en la mejora de la prestación de servicios. Serán personas que estarán más y mejor formadas e incentivadas a la hora de dar un mejor servicio a las víctimas de violencia de género o a cualquier persona que pueda llamar al 016 y ser atendida por lo tanto por estos profesionales especializados.

¿Cómo afecta a los menores sistema garantista?

Ahora es muy importante poner el foco en los niños y las niñas y adolescentes, en definitiva en los menores víctimas de violencia de género. A fecha de hoy desde que se recaban datos (2013) tenemos 30 menores asesinados como consecuencia de la violencia de género y más de 200 menores han quedado huérfanos por causa de esta violencia. Nadie comprende que si los menores ya son considerados como víctimas directas de la violencia de género desde el año 2015, se sigan dictando órdenes de protección hacia sus madres y sin embargo se acuerden regímenes de visitas con sus padres presuntamente agresores. Es fundamental que se apliquen las medidas del pacto de estado contra la violencia de género. Esas medidas que focalizan en los menores y que nos dicen que un maltratador no puede ser un buen padre. Para ello será necesario revisar la legislación y hacer que estos menores puedan desarrollar su presente y planificar su futuro con dignidad y libres de esa violencia de género que se lo impide.    

(...)

SEGUIR LEYENDO EN LA KARISHINA

VER ENTREVISTA EN VIDEO 

 

Pilar Llop Cuenca  es una jueza y política española, senadora por designación de la Asamblea de Madrid, presidenta de la Comisión de Defensa del Senado y diputada de la Asamblea de Madrid.

La mayor parte de su vida laboral la ha desarrollado en la judicatura, siendo especialista en violencia de género y en cooperación internacional de la Administración de Justicia. En 2015 dio el salto a la política regional madrileña siendo elegida diputada de la x legislatura de la Asamblea de Madrid dentro del grupo parlamentario socialista y en 2018 a la política nacional siendo nombrada delegada del Gobierno para la Violencia de Género, cargo que ocupó hasta abril de 2019.

 

volver arriba

Conocenos

Sectores

Áreas

Servicios

Enlaces de interes

Siguenos