El Tribunal Supremo anula el segundo ERE en Vaersa por negar información a los sindicatos

​El Tribunal Supremo ratifica la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJ-CV) y obliga a reponer las condiciones laborales a 98 empleados de Vaersa, despedidos con el segundo ERE de VAERSA.

El Tribunal Supremo, en sentencia de fecha 19 de abril de 2016 que estima la demanda interpuesta por la Federación de Servicios Públicos de UGT, ha confirmado el fallo del TSJ que declara nulo el segundo Expediente de Regulación de Empleo (ERE) sobre modificaciones de condiciones de trabajo, en la empresa pública Vaersa, adscrita a la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural..

El alto tribunal confirma que "la empresa no cumplió con el deber de negociar de buena fe, lo que vicia de nulidad el proceso de modificación sustancial instado". El fallo supone que la empresa Vaersa deberá reponer a los trabajadores afectados en las mismas condiciones laborales anteriores a las modificaciones, abonando las diferencias salariales dejadas de percibir y la regularización de las cuotas ante la Seguridad Social.

En este sentido, el cálculo estimado de ahorro de las modificaciones (alrededor de  500.000 euros), va a suponer en cambio, un sobrecoste de unos 1.200.000 euros.

Vaersa, en este segundo Expediente de Regulación injustificado, planteo la necesidad de modificar las condiciones a 98 personas de diferentes categorías y centros de trabajo argumentando causas organizativas, productivas y por reducciones presupuestarias en varias encomiendas de gestión en el ejercicio 2014. Lo que provoco reducción de salarios, periodos de contratación y cambios de categorías profesionales.

Al no haber acuerdo entre empresa y sindicatos, la FSP-UGT inició un conflicto colectivo el 25 de abril de 2014 para que, según la sentencia, ahora confirmada por el Tribunal Supremo, se declarasen nulas o subsidiariamente injustificadas las modificaciones de condiciones de trabajo y novaciones contractuales.

La sentencia constata que los sindicatos no recibieron toda la información necesaria, en concreto los informes económicos que justificaran las partidas presupuestarias de las encomiendas de 2013 en comparación con el ejercicio de 2014, resultando esencial para las partes negociadoras tener conocimiento de los términos en que ha variado la situación de Vaersa desde las anteriores encomiendas. Por consiguiente, los informes que presentó Vaersa para justificar los citados recortes presupuestarios -elaborados por su propio personal- el TS no lo ha considerado.

La obstaculización y mala fe demostrada por Vaersa en el periodo de consultas de no entregar la documentación solicitada ha originado la nulidad de este segundo ERE por "no cumplir con el deber de negociar de buena fe "quedando viciado desde el inicio del proceso".

UGT exige que se cumpla la sentencia y se abone y readmita a los empleados en los mismos términos antes del segundo ERE de VAERSA. 

Por último, desde UGT queremos poner de manifiesto que los actuales gestores empresariales siguen incurriendo en estas malas prácticas laborales.

A diferencia de lo ocurrido en el año 2014, actualmente, las modificaciones de las condiciones de trabajo y las novaciones de contratos no se están produciendo en bloque. Al no superarse el número de 30 las personas afectadas, los sindicatos no podemos interponer denuncias colectivas. 

Al igual que en la anterior legislatura, desde la Conselleria de Agricultura y Medio Ambiente se siguen revisando anualmente los puestos y las condiciones de trabajo del personal de Vaersa. Revisiones que en muchos casos suponen recolocaciones, modificaciones de las condiciones de trabajo, novaciones de los contratos, cambios de categoría profesional, calendario laboral, etc.

Estas decisiones generan una gran precariedad laboral y además se está excluyendo a los sindicatos de cualquier negociación. 

En este sentido, los gestores empresariales responsabilizan a los técnicos de la conselleria de los cambios anuales de las condiciones de trabajo, y por el contrario, los responsables políticos argumentan que no son responsables de nada porque esto es un problema de empresa. En definitiva, se pasan la pelota unos a otros. 

Por lo tanto, exigimos a la Consellera de Agricultura y Medio Ambiente, como Presidenta del Consejo de Administración, que resuelva de una vez la precariedad laboral de Vaersa.

volver arriba

Conocenos

Sectores

Áreas

Servicios

Enlaces de interes

Siguenos

Utilizamos cookies propias y de terceros para nuestros servicios, analizar sus hábitos de navegación, elaborar información estadística e inferir grupos de interés. Además compartimos los análisis de navegación y los grupos de interés con terceros. Al clicar en "Aceptar" o SI CONTINÚA NAVEGANDO, ACEPTA SU USO. También puede CONFIGURAR O RECHAZAR la instalación de cookies  “Cambiando la configuración de su navegador".