Un paso atrás con las sustancias cancerígenas

Un paso atrás con las sustancias cancerígenas

El pasado martes, la Comisión Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo presentó un Proyecto de Real Decreto que modifica el actual Real Decreto 665/1997 sobre Protección de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición a agentes cancerígenos.

Este nuevo Proyecto obedece a la obligación del Gobierno de transponer antes de enero, la Directiva 2017/2398 relativa a la protección de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición a agentes carcinógenos o mutágenos durante el trabajo.

Esta Directiva, mejora la anterior ya que incorpora 14 sustancias cancerígenas con sus respectivos valores límites obligatorios, frente a los 3 existentes en la anterior, pero creemos que se trata de niveles que ofrecen una protección mínima a los trabajadores. De hecho, en España tenemos unos valores límites más bajos para determinadas sustancias como la sílice cristalina, el bromoetileno y la acrilamida.

Con el nuevo Proyecto de Real Decreto, el Gobierno subirá los valores límites que tenemos actualmente para estas sustancias y los equiparará a los que marca la Directiva 2017/2398.

Desde la FeSP creemos que es un paso atrás en los niveles de protección de los trabajadores y trabajadoras expuestas a las sustancias cancerígenas, una población que cada día va en aumento y que ya podemos constatar por el repunte de casos de trabajadores enfermos.

Por ello, es necesario que se revisen  los valores límites (en ningún caso se incrementen) de las sustancias cancerígenas antes de la aprobación del nuevo Proyecto de Real Decreto. Solicitamos que la transposición respete los valores límites vigentes en España en los casos que son inferiores a los propuestos en la Directiva.

La salud de los trabajadores y trabajadoras es lo más importante y no se puede jugar con ella.

volver arriba

Conocenos

Sectores

Áreas

Servicios

Enlaces de interes

Siguenos