“Trabajos saludables: Relajemos las cargas”.

“Trabajos saludables: Relajemos las cargas”.

La Agencia Europea para la Seguridad y Salud en el Trabajo ha elegido para su campaña de Trabajos saludables 2020-2022 la prevención de los trastornos musculoesqueléticos (TME) relacionados con el trabajo, con el lema “Trabajos saludables: Relajemos las cargas”.

Millones de trabajadores en toda Europa sufren trastornos musculoesqueléticos relacionados con el trabajo. Aproximadamente tres de cada cinco trabajadores de la Unión Europea denuncian quejas por MSD, basándose en los datos de la sexta Encuesta Europea de Condiciones de Trabajo.Los trastornos musculo esqueléticos (TME) relacionados con el trabajo más comunes son el dolor de espalda y los dolores en las extremidades superiores. Factores físicos, organizativos, psicosociales e individuales pueden contribuir a su desarrollo.

Según la Encuesta Europea de Empresas sobre Riesgos Nuevos y Emergentes de 2019, el factor de riesgo identificado con mayor frecuencia en la UE-27 son los movimientos repetitivos de manos o brazos (reportados por el 65 % de los encuestados). Otros riesgos relacionados con los TME incluyen el mantenimiento de la postura (61 %), levantar o mover personas o cargas pesadas (52 %) y el mantenimiento de posiciones forzadas (31 %).

¿Por qué es tan importante?

Los TME reducen de forma dramática la calidad de vida y la capacidad de trabajo de las personas, dañando a las empresas y a las economías.

Los TME relacionados con el trabajo son una de las causas más comunes incapacidad temporal y pueden desarrollar diversos grados de discapacidad en el futuro. Un tercio de los trabajadores con TME creen que no podrán seguir haciendo su trabajo hasta los 60 años.

Además, los TME tienen un efecto muy negativo en la productividad de los trabajadores que se traduce en un gran impacto en términos económicos. Los costes directos de los TME relacionados con el trabajo incluyen los gastos médicos de diagnóstico, tratamiento de enfermedades, gastos de rehabilitación, gastos en medicamentos, y los costes de compensación de las bajas laborales trabajadores.

Los costes indirectos de los TME incluyen la disminución de la productividad, los retrasos en la producción, la sustitución de los trabajadores enfermos (incluida la formación de nuevos empleados) y los costes relacionados con el ausentismo/presentismo. Se estima que estos costes indirectos son varias veces superiores a los costes directos de las empresas. Por lo tanto, es vital que los empleadores sean conscientes de la cuestión y ofrezcan apoyo y orientación para prevenir o gestionar los TME.

¿Quién tiene que participar en la campaña?

Los empleadores tienen la responsabilidad legal de garantizar que los riesgos en el lugar de trabajo se evalúen y controlen adecuadamente y deben realizar un enfoque preventivo para abordar los TME. Pero los trabajadores deben conocer sus derechos y obligaciones en la materia (seguir las instrucciones de los empleadores respecto a la postura y el levantamiento de cargas, por poner algunos ejemplos).

Por lo tanto esta campaña trata de concienciar a trabajadores y empleadores sobre los TME y su impacto negativo en las personas, las empresas y la sociedad, logrando con ello, promover el trabajo conjunto para garantizar que se adopten medidas preventivas eficaces para hacer frente a los TME.

¿Cómo se puede gestionar?

Los TME se pueden prevenir y gestionar adecuadamente mediante un enfoque integrado basado en los principios de la Directiva Europea Marco sobre SST. Para ello es importante promover una cultura de prevención que involucre tanto a los empleadores como a los trabajadores.

Por ello es importante:

  • Inclusión de los TME en la evaluación de riesgos laborales. Proceso que debe revisarse y actualizarse periódicamente.
  • Realización de medidas preventivas para eliminar/controlar los riesgos. Dado que los TME son causados por múltiples factores, es necesario un enfoque integral que implique acciones dirigidas al lugar y equipos de trabajo, a la organización del trabajo, a los factores psicosociales y la formación de los trabajadores.
  • Fomentar la participación de los trabajadores. Los trabajadores deben participar en la identificación de los riesgos de los TME y participar en sus soluciones, pues su experiencia laboral les ayuda a entender los problemas a los que se enfrentan.

Como parte de la campaña “Trabajos saludables: Relajemos las cargas” (Healthy Workplaces Lighten the Load) se ha creado una base de datos de herramientas prácticas, materiales de orientación y ejemplos de buenas prácticas para ayudar a fomentar la participación de los trabajadores y apoyar a los lugares de trabajo en la gestión de los TME.

El lanzamiento de la campaña está previsto para octubre del presente año, pero la web ya está accesible y se irá completando con contenidos nuevos y traduciéndose a distintos idiomas.

Se puede acceder a través del siguiente enlace: https://healthy-workplaces.eu/es

volver arriba

Conocenos

Sectores

Áreas

Servicios

Enlaces de interes

Siguenos

Utilizamos cookies propias y de terceros para nuestros servicios, analizar sus hábitos de navegación, elaborar información estadística e inferir grupos de interés. Además compartimos los análisis de navegación y los grupos de interés con terceros. Al clicar en "Aceptar" o SI CONTINÚA NAVEGANDO, ACEPTA SU USO. También puede CONFIGURAR O RECHAZAR la instalación de cookies  “Cambiando la configuración de su navegador".