¿Son eficaces los equipos generadores de ozono y radiaciones ultravioleta frente al SARS-CoV-2?

¿Son eficaces los equipos generadores de ozono y radiaciones ultravioleta frente al SARS-CoV-2?

 

A día de hoy la principal vía de transmisión del SARS-CoV-2 se considera que se produce a través de gotas respiratorias. Otra de las rutas implicadas en esa transmisión es el contacto a través de fómites contaminadas debido a la persistencia del virus en superficies. Recientemente se han considerado las vías feco-oral y la transmisión aérea sin que por el momento el papel en estas dos últimas posibles vías de transmisión esté claro o más bien sea desconocido.

Para reducir el riesgo de contagio a través de posibles fómites contaminados es necesario establecer protocolos de limpieza y desinfección y sobre todo conocer la eficiencia o efectividad del producto que usemos para la desinfección de superficies.

Ante las numerosas solicitudes petición de información sobre la comercialización, la eficacia y seguridad del uso de equipos dotados de fuentes de luz ultravioleta C (UV-C) para desinfectar el aire, superficies, locales, edificios o productos frente a SARS-CoV-2, el Ministerio de Sanidad acaba de sacar una nota informativa en la que realiza una serie de observaciones.

Una de estas observaciones parte de un informe reciente sobre la revisión de evidencias y seguridad de la luz ultravioleta y el ozono realizado por la Agencia de Evaluación de Tecnologías Sanitarias (AETS) Instituto de Salud Carlos III. Dicho informe concluye que, con las actuales evidencias existentes, tanto la luz ultravioleta como el ozono pueden reducir la población de virus en una superficie, sin embargo desconocemos si esta reducción es suficiente para conseguir la desinfección.

Un dato importante a tener en cuenta, es que tanto la luz ultravioleta como el ozono pueden generar daños a la salud. Pueden causar problemas oculares, en la piel o irritación en las vías respiratorias, sin olvidar, que la radiación ultravioleta ha sido identificada como potencialmente cancerígena.

Otro problema añadido de la desinfección con luz ultravioleta, es el rango de longitud de onda en la que se debe usar (200 nm–280 nm). Un uso inapropiado esta radiación fuera de este rango puede dar lugar a problemas de seguridad y salud así como producir una desinfección insuficiente

Sin embargo, la radiación UV-C se ha utilizado durante años para la desinfección del agua y para los sistemas de ventilación para controlar la formación de biopelículas y desinfectar el aire. También sabemos que radiación UV-C puede ser muy peligrosa para los seres humanos y los animales y, por lo tanto, sólo puede utilizarse en productos debidamente diseñados que cumplan las normas de seguridad o en circunstancias muy controladas en las que la seguridad sea la primera prioridad, asegurando que no se superen los límites de exposición establecidos.

Con el objetivo de establecer unos requisitos mínimos de seguridad aplicables a estos equipos y dispositivos, la Asociación Española de Normalización (UNE) ha desarrollado la Especificación UNE 0068 (junio 2020):” Requisitos de seguridad para aparatos UV-C utilizados para la desinfección de aire de locales y superficies”.

El Ministerio de Sanidad advierte que las radiaciones UV-C no pueden aplicarse en presencia de personas y realiza una serie de recomendaciones a tener en cuenta con carácter general:

- Los aplicadores deben contar con los equipos de protección adecuada y de acreditar una formación específica sobre los requisitos de seguridad de los aparatos o equipos que utilizan radiaciones UV-C.

- Un uso inadecuado de estos equipos puede provocar posibles daños para la salud humana y dar una falsa sensación de seguridad. No se recomienda el uso de estos equipos o dispositivos para un uso doméstico.

- No debe hacerse uso de lámparas de desinfección UV para desinfectar las manos u otras áreas de la piel (OMS, 2020) salvo que esté clínicamente justificado.

- Los instaladores profesionales de las UV-C deben informar a los clientes sobre el cumplimiento de la Especificación UNE 0068 y de los principales aspectos relacionados con el uso seguro y la no superación de los límites de exposición.

El Ministerio de Sanidad en su página web tiene publicada la lista de productos actualmente evaluados y registrados para los que se ha demostrado su eficacia viricida. Este listado se actualiza periódicamente, en función de la aprobación de nuevos productos

Desde la FeSP insistimos en la importancia de la realización de las evaluaciones de riesgo en los puestos de trabajo así como de la información y formación de los trabajadores/as sobre los riesgos a los que están expuestos y tener en cuenta la vigilancia de la salud.

volver arriba

Conocenos

Sectores

Áreas

Servicios

Enlaces de interes

Siguenos