Análisis de enfermedades laborales

Tras el análisis de la evolución de las enfermedades de origen profesional en el año 2013, FSP-UGT  insiste en la  necesidad de  realizar políticas encaminadas a erradicar de los centros de trabajo los riesgos que provocan este tipo de patologías. Desarrollando especialmente actuaciones  que incidan en la prevención de los riesgos psicosociales, trastornos músculo esqueléticos  y en las medidas preventivas a adoptar para la correcta utilización de productos biológicos,  así como químicos, nanomateriales u otros, que pueden provocar cáncer de origen  profesional.

Según el Informe de Enfermedades de Trabajo 2013 facilitados por el Observatorio de las Contingencias Profesionales del Ministerio de Empleo y Seguridad Social,  a través del sistema CEPROSS para las enfermedades profesionales y del sistema  PANOTRATSS para las patologías no traumáticas, el número de Enfermedades Profesionales registradas en 2013 han sido 16.901, un 68%, mientras que el 32% restante corresponde a las enfermedades provocadas por el trabajo pero no recogidas en el cuadro de enfermedad profesional calificándose por tanto como accidente de trabajo.

En lo que se refiere a Enfermedades Profesionales por Grupos, nos encontramos que el 82% de  las mismas se engloban dentro del denominado Grupo 2 (causadas por agentes físicos). En  concreto son enfermedades debidas principalmente a los trastornos musculoesqueléticos. Este  tipo de trastorno es la principal causa de baja laboral en España. Aparece en todos los ámbitos  laborales, desde cadenas de montaje, reponedores de almacenes y comercios, hasta en trabajos de baja intensidad física como por ejemplo las tareas de oficina.  Por su especial morbilidad las enfermedades profesionales declaradas en el Grupo 6 (agentes carcinógenos), comentar que el agente que más enfermedades de este tipo ha provocado en el periodo de estudio ha sido el amianto con un 70% ya que ha acumulado 38 de las 54 enfermedades profesionales de este grupo.

En 2013 las empresas que superaron los límites de siniestralidad (definidos por grupo de enfermedad, que establecen el número de trabajadores afectados por una misma enfermedad profesional a partir del cual se considera que la empresa rebasa el mismo),  fueron 156, frente a las 126 empresas detectadas a lo largo del año 2012, lo que supone un aumento del 24%, poniendo en evidencia que las empresas están abandonando la adopción de medidas preventivas en su seno.

Identificamos las actividades en las que se superaron los límites de siniestralidad hasta en tres grupos de enfermedad profesional diferentes:

- la fabricación de productos básicos de hierro, acero y ferroaleaciones,

- la fabricación de vehículos a motor,

- las actividades generales de la administración pública,

-las actividades hospitalarias.

Con la crisis económica la subdeclaración de las enfermedades profesionales se ha agudizado, provocando un perjuicio directo sobre los trabajadores ya que no hay posibilidad de acometer las medidas preventivas necesarias para su erradicación.

 

volver arriba

Conocenos

Sectores

Áreas

Servicios

Enlaces de interes

Siguenos