El Consejo Económico y Social (CES) ataca con dureza el anteproyecto de la nueva ley de mutuas

El Ministerio de Empleo ha vuelto a recibir un nuevo revolcón en el Consejo Económico y Social (CES).

El órgano consultivo en el que están representados sindicatos y empresarios atacado con dureza el anteproyecto de la nueva ley de mutuas. “No resulta admisible legalmente la falta de respuesta en cinco días por parte de la Inspección médica sanitaria y  resulte perjudicado el trabajador, con la retirada de la prestación económica”, dice el dictamen que ha aprobado el CES con los votos de sindicatos y empresarios sobre el punto más polémico de la nueva norma, el que permite a las mutuas dar altas a los trabajadores en las enfermedades comunes si una vez emitido el parte pasan cinco días y la sanidad  pública no dice nada al respecto.

Las críticas del CES al anteproyecto no solo se quedan aquí, punto en que los empresarios emiten un voto particular. Atacan las formas del Gobierno por haber aprobado un anteproyecto sin que se hayan agotado las vías previas de consultas con las organizaciones [sindicatos y empresarios] y de negociación en el marco del diálogo social. Rechaza el fondo. El CES se opone a que las mutuas dejen de hacer tareas de prevención laboral. Critica que los planes del Gobierno se ciñan “exclusivamente a los recursos públicos del sistema sin hacer alusión alguna a los recursos privados de las Mutuas, relacionados con su patrimonio histórico”.

volver arriba

Conocenos

Sectores

Áreas

Servicios

Enlaces de interes

Siguenos