El riesgo de la violencia a terceros en las Administraciones

 

FSP-UGT, cada vez más conscientes de la importancia del estrés, violencia, depresión y de su influencia a la hora de desempeñar su trabajo, demanda en las Administraciones Públicas una actuación preventiva para mejorar la salud y la seguridad de los trabajadores, en los riesgos psicosociales debido al cambio tan brutal que se está produciendo en el ámbito laboral.
Cualquier trabajador o trabajadora de la Administración Pública puede ser víctima de la violencia laboral. Según observamos en la VII ENCT (Encuesta Nacional de Condiciones de Trabajo) se ha producido un aumento significativo del porcentaje de los riesgos psicosociales referidos por los encuestados y encuestadas, que marca como prioridad la negociación y prevención de los riesgos psicosociales.

Analizando los datos más en profundidad, por rama de actividad, y en consonancia con lo anteriormente expuesto, son los trabajadores de las actividades sanitarias y sociales y los trabajadores de la Administración Pública y educación los que se encuentran expuestos en mayor medida a agresiones verbales, rumores o aislamiento social (17,9% y 12,1%, respectivamente), además de a amenazas de violencia física (9,6% y 7,8%) y a violencia física cometida por personas no pertenecientes a su lugar de trabajo (6,4% y 5,1%). Atendiendo a la ocupación, el personal de Defensa y Seguridad junto con el Personal Sanitario son los más expuestos a agresiones verbales, rumores o aislamiento social (27,4% y 17%, respectivamente), además de a amenazas de violencia física (27% y 9,5%) y a violencia física cometida por personas no pertenecientes al lugar de trabajo (21,4% y 6,2%).

En las Administraciones Públicas no se evalúan suficientemente los riesgos psicosociales en los centros de trabajo y es, en un gran porcentaje, el propio personal del centro junto con los delegados y delegadas de prevención de UGT, quien ejerciendo su derecho, demandan una evaluación de riesgos psicosociales para detectar y erradicar la violencia psicológica y física, sobre todo en aquellos centros donde han sufrido violencia, acoso o agresiones.
Desde la Federación de Servicios Públicos de UGT pretendemos que se desarrolle una cultura preventiva en la Administración a través de la negociación. Ante la violencia laboral consideramos prioritario actuar de forma inmediata y coordinada desde la prevención de riesgos laborales para:

- Sensibilizar a los trabajadores y trabajadoras de la importancia del problema de la violencia como riesgo laboral (conceptos, alcance de la misma, procedimiento de actuación,...)
- Que la Administración Pública implante una cultura preventiva contra la violencia laboral.
- Dar una herramienta de trabajo para prevenir, detectar y actuar ante los casos de violencia o agresiones en el trabajo.
- Establecer un protocolo de actuación para la prevención de la violencia en el trabajo e integrarlos e implantarlos de forma inmediata.

Urge actuar, prevenir y erradicar todo tipo de violencia en los centros de trabajo.

volver arriba

Conocenos

Sectores

Áreas

Servicios

Enlaces de interes

Siguenos