Las pensiones tienen que permitir una vida digna a quien ha estado trabajando toda su vida

  “Para UGT el proceso de negociación que se ha abierto con el Gobierno tiene cuestiones que son irrenunciables. Para nosotros los problemas del actual sistema de pensiones no tienen el origen en el gasto sino que tiene origen en los ingresos y eso determina de manera clara cuál será nuestra posición: queremos que se derogue la reforma del PP del año 2013, la que introdujo el índice de revalorización de las pensiones y el factor sostenibilidad”. El Secretario General de UGT, Pepe Álvarez, ha realizado estas declaraciones durante una multitudinaria asamblea de delegados para abordar la situación del Sistema Público de Pensiones donde ha subrayado que “el sindicato defiende una revalorización en función del incremento de los precios y con cláusulas de revisión. No es asumible que el futuro de las pensiones de nuestro país pase por revalorizaciones del 0,25% con una inflación del 3%. No es sostenible”. Álvarez ha destacado, en la asamblea que “antes de que se firme ningún acuerdo en el Pacto de Toledo, tenemos el compromiso de que se pasará a consulta de las bases del sindicato”. “No nos podemos engañar” ha advertido de que los problemas del sistema de pensiones de nuestro país tienen relación directa con las condiciones de trabajo y de que si no derogamos la reforma laboral continuaremos teniendo problemas porque “la cuestión no es sólo el número de personas que están dadas de alta, la cuestión son las condiciones de trabajo, los salarios de los nuevos cotizantes”. En la misma asamblea, la Secretaria de Políticas Sociales, Empleo y Seguridad Social del sindicato, Mari Carmen Barrera, ha manifestado que la crisis del Sistema Público de Pensiones es una cuestión “puramente ideológica” y “se ha utilizado el déficit de la Seguridad Social como la excusa perfecta para recortar las pensiones”. “El Gobierno quiere dinamitar el sistema igual que ha dinamitado el mercado de trabajo y está haciendo con las pensiones lo mismo que hizo con la educación o la sanidad” ha señalado, “por eso es necesario dar la batalla y situar el poder adquisitivo de las pensiones en el centro del debate”. A su juicio, la mesa de diálogo social abierta por el Gobierno sigue sin abordar los aspectos fundamentales para el sostenimiento del sistema, por lo que el Ejecutivo debería aclarar en qué condiciones quiere negociar el acuerdo que el Presidente, al parecer, pretende alcanzar si las reuniones con los interlocutores sociales se limita a meros análisis de datos técnicos.  
volver arriba

Conocenos

Sectores

Áreas

Servicios

Enlaces de interes

Siguenos