El total de la inversión de las comunidades autónomas en educación desciende un 3,65% en cinco años

El total de la inversión de las comunidades autónomas en educación desciende un 3,65% en cinco años

La inversión de las comunidades autónomas en Educación prevista para 2016 supone un 3,65% menos de lo presupuestado en 2012, en pleno epicentro de la crisis económica. Aunque la cantidad total que las comunidades destinan este año al capítulo educativo (35.926 millones de euros) ha experimentado un incremento del 2,53% respecto al ejercicio anterior, las partidas siguen todavía muy lejos de las presupuestadas hace cinco años. Si en 2012 ascendían a 37.288 millones, en el año en curso no superarán los 35.926 millones de euros, es decir, 1.362 millones de euros menos.

Aunque en los dos últimos años la variación presupuestaria ha sido positiva (2,75% entre 2014 y 2015, y 2,53% entre 2015 y 2016), lo cierto es que la inversión sigue por debajo de la de 2012, y aún más de la correspondiente a 2011 y 2010, cuando ascendió a 37.563 y 39.616 millones, respectivamente. A este descenso, hay que añadir los recortes acumulados a lo largo de estos últimos años (-7,83% entre 2012 y 2013 y -0,72% entre 2013 y 2014), por lo que la disminución inversora es tan elevada que va a ser muy difícil recuperar las sucesivas pérdidas sufridas por el sector educativo en nuestro país.

Hay varias comunidades, además, en las que aún no se han aprobado los presupuestos y que han anunciado la prórroga de los anteriores, como sucede con Asturias, Castilla-La Mancha y Cataluña. Los datos obtenidos en comunidades como Extremadura, Murcia, Navarra y Baleares no son definitivos, puesto que corresponden a los proyectos de presupuestos para 2016. En el caso de Melilla se conoce la cantidad global, pero no su desglose por Consejerías.

Salvo en aquellas comunidades autónomas que prorrogan sus presupuestos y en Extremadura (proyecto) y Ceuta, que lo disminuyen, en el resto crecen las partidas reservadas para Educación. En Canarias, con un 0,46; Madrid, con un 1,64%, y Euskadi, con un 1,78%, aumentan ligeramente, pero en menor medida que en las demás, que se sitúan entre el 9,92% de crecimiento de La Rioja y el 2,06% de Baleares.

Entre 2012 y 2016, en la mayoría de ellas se ha producido un significativo retroceso en la inversión educativa. Solo se han salvado de esa regresión Baleares, Cantabria, Ceuta, Euskadi, Extremadura y La Rioja. Los mayores recortes se han producido en Asturias (prorrogados) y Madrid, con un -9,60% y un 8,61%, respectivamente, seguidas de Castilla-La Mancha (-7,63%, prorrogado), Canarias, Andalucía, Comunidad Valenciana y Aragón, con más de un 5% de descenso.

Las que han tenido una variación negativa menos acusada son Navarra, Castilla y León, Murcia, Galicia y Cataluña, en donde oscilan entre el -0,12% de Navarra y el -3,65% de Cataluña.

De cualquier modo, hay que hacer notar que los conceptos que conforman los presupuestos de cada comunidad autónoma no son homogéneos. En algunas, las cantidades presupuestadas para Educación incluyen áreas como Cultura, Deporte, Mujer, colectivos sociales, Política Lingüística o Universidad. Por ello, en las Consejerías que

agrupan varias áreas el total del presupuesto no corresponde únicamente a gastos educativos, sino que se reparte con otros conceptos. Además, tras las elecciones autonómicas, algunas Consejerías han incorporado o eliminado áreas, lo que dificulta aún más el análisis comparativo.
 
Con todo, los recortes sufridos y las acciones educativas desaparecidas en estos últimos años han sido de tal magnitud que han supuesto un retroceso histórico del sector educativo, que ha visto empeorar los servicios y deteriorar las condiciones laborales del profesorado, con pérdida del poder adquisitivo, destrucción de empleo y pérdida de derechos adquiridos.
 
FETE-UGT considera necesario establecer un nivel básico de inversión pública y un fondo de cohesión interterritorial, a fin de compensar las desigualdades y asegurar una educación de calidad y en equidad que permita garantizar la igualdad de oportunidades en todas las comunidades autónomas. Por ello, emplaza a las Administraciones a recuperar la inversión perdida en Educación y a alcanzar al menos la media de la Unión Europea (5,3% del PIB), para así detener el retroceso que está sufriendo nuestro sistema educativo. En 2015 España dedicó a la educación un 4,23% de su PIB, el porcentaje más bajo de los últimos 11 años. Con estas cifras, el objetivo de mejora de nuestro sistema educativa puede quedar cada vez más lejos.
 

Documentación

El total de la inversión de las comunidades autónomas en educación desciende un 3,65% en cinco años

Presupuestos de gastos en Educación por comunidades autónomas. Evolución 2012-2016

Modificado por última vez enMartes, 13 Marzo 2018 11:01
volver arriba

Conocenos

Sectores

Áreas

Servicios

Enlaces de interes

Siguenos