Hay que garantizar el papel de Correos como servicio público en los procesos electorales de Euskadi y Galicia

Hay que garantizar el papel de Correos como servicio público en los procesos electorales de Euskadi y Galicia

 

 UGT y CCOO consideran incuestionable garantizar el papel de Correos como servicio público en los procesos electorales de Euskadi y Galicia, anunciados para el 12 de julio por lo que han exigido a la Dirección de la empresa pública que se garanticen las condiciones de prestación y laborales para ello. A un mes de la cita, Correos no ha convocado a las organizaciones sindicales para tratar el asunto. 

  • Ambos sindicatos consideran que el papel de Correos como garante del derecho democrático al voto se sitúa por encima de las actuales discrepancias con la dirección de la empresa por el desbarajuste organizativo existente y en especial por la nefasta gestión desarrollada durante la crisis sanitaria. 
  • Han señalado la importancia de contar con el servicio postal universal en materia electoral, y han instado a Correos a poner en marcha de inmediato las medidas organizativas y de seguridad para abordar ambas campañas con plenas garantías para la salud y seguridad de la plantilla y la ciudadanía. 
  • A menos de un mes de las Elecciones Autonómicas de Euskadi y Galicia la Dirección, en su habitual estilo antisindical, ni siquiera ha convocado a los sindicatos, como ha sido la norma habitual -hasta ahora- en Correos, para establecer las condiciones de prestación de los servicios. 

CCOO y UGT, sindicatos mayoritarios de Correos, han hecho público su compromiso con la defensa del papel que Correos ha tenido y debe continuar teniendo como servicio público fundamental para garantizar el ejercicio democrático de voto. Si posibilitar el ejercicio del derecho de voto es importante en cualquier proceso electoral, en la actual situación de crisis sanitaria, la garantía que aporta el servicio público postal para facilitarlo toma una especial relevancia y es por ello que ambos sindicatos vamos a coadyuvar en la tarea de procurar que el proceso se desarrolle con la eficacia que merecen los millones de ciudadanos y ciudadanas que depositarán su confianza en el servicio postal español. 

En este sentido, y ante los anunciados procesos de elecciones autonómicas en Euskadi y Galicia, previstos para el 12 de julio próximo, CCOO y UGT señalan que su compromiso con los valores que representa Correos, como garante del ejercicio democrático de voto, se sitúa por encima de las enormes discrepancias existentes con la dirección de Correos evidenciadas, entre otras, por la nefasta gestión de la crisis sanitaria y por la erosión sin precedentes del diálogo social en la mayor empresa del sector público de este país. 

A juicio de CCOO y UGT el servicio postal universal debe de ser capaz de asumir el papel que le corresponde (en un momento y en contexto especialmente difícil pero importante) y sobre todo, ser coherente con las cualidades y la naturaleza social que lo han distinguido a lo largo de su historia. Hasta hace poco, Correos ha venido desarrollando un servicio incuestionable en su eficacia para facilitar el desarrollo del voto por correo, con una 

eficacia y solvencia indudables, que han merecido siempre el reconocimiento de la sociedad, tal como se puede verificar en las encuestas realizadas por el CIS en los últimos 20 años. 

El hecho de que en los últimos meses la errática gestión del actual presidente de Correos haya provocado disfunciones en el funcionamiento de Correos -baste recordar el problema y caos organizativo surgido con ocasión de las elecciones generales celebradas en 2019- no debería empañar una historia incuestionable de eficacia en su misión de servicio universal garante de la cohesión social, económica y territorial en nuestro país. 

CCOO y UGT se reafirman en su convencimiento de que el servicio postal universal (SPU) debe seguir siendo un elemento vertebrador social, económico y territorial en el conjunto del estado español y en el resto del mundo desarrollado cuya importancia y reconocimiento se evidencia a través de la Agencia especializada de la ONU (Unión Postal Universal) creada al efecto de facilitar la armonización de servicio postal en todo el orbe mundial. El hecho de que la utilidad del SPU haya sido menospreciada por la Presidencia actual de Correos hasta el extremo de rechazar su introducción como servicio esencial en el primer RD de Alarma de 14 de marzo, situación que se modificó por el Ministerio de Transportes a instancias de CCOO y UGT, incorporándolo como servicio esencial en el segundo RD de Alarma, no puede ser obstáculo para que los poderes públicos sigan confiando en el indiscutible papel de vertebración territorial y social de la red pública de Oficinas y carteros que configuran una estructura de contacto y distribución inigualables en el estado español. El valor que le confieren la historia, así como la vocación y la experiencia de sus profesionales postales, deben de procurar las garantías de eficacia requeridas ante procesos electorales como los que se van a afrontar en Galicia y Euskadi, por cuanto los ciudadanos de ambos territorios no cuentan con otra red de servicio público equiparable para garantizar su derecho democrático de voto. 

Por tanto y a la espera de las decisiones que en la Junta Electoral Central o en cualquier otro ámbito se determinen para los procesos electorales de Galicia y Euskadi, CCOO y UGT han emplazado a la dirección de Correos a que abra (como así ha sido siempre) de inmediato, el oportuno proceso de tratamiento y dialogo de todas las medidas organizativas, laborales y de prevención, en los dos ámbitos electorales concernidos, de forma que se concilien el ejercicio democrático del voto junto con la la seguridad y salud de ciudadanos y trabajadores. Reiteramos que, a fecha de hoy, la Dirección de Correos en su línea de ruptura del diálogo social, no ha convocado a los sindicatos a los fines indicados.  

volver arriba

Conocenos

Sectores

Áreas

Servicios

Enlaces de interes

Siguenos