Siguen sin llegar EPIs al personal sanitario, de dependencia y ambulancias

Siguen sin llegar EPIs al personal sanitario, de dependencia y ambulancias

 UGT alertó a todas las instancias de la tardanza de EPIs para profesionales de la salud, dependencia y transporte sanitario

Según los datos que nos proporcionan desde algunas Comunidades Autónomas, la carencia de EPIs para este personal, con más bajas cada día, resulta alarmante.

En Extremadura están llegando después de las demandas y denuncias de UGT. Se han intervenido residencias públicas y privadas, pero hay falta de formación e información a las trabajadoras de residencias. Además hay contagios y no se no encuentran sustitutas.

En Andalucía siguen faltando EPIs y tests. Los trabajadores/as insisten en falta de organización, materializada en su falta de información, y la deficiente gestión. La cifra de sanitarios contagiados asciende a 1252, según datos de UGT

En Castilla La Mancha continúa la carencia de EPIs y llegan pocos a los trabajadores. Además no facilitan el número de profesionales contagiados. Existen muchos problemas en las residencias debido a la falta de personal y ha habido un flujo de profesionales desde residencias a hospitales públicos. El 20 de marzo anunciaron desde la Consejería de Servicios Sociales un plan para la atención en residencias que aún no está hecho, y tampoco hay establecidos unos mínimos para la Ayuda a domicilio. A las residencias no llega ningún EPI.

Respecto a Castilla León:  en Salamanca en algunos servicios de los hospitales se ha infectado la mitad de la plantilla, con las bajas correspondientes. Ayer solo habían llegado mascarillas, continua la queja de falta de EPIs.

Segovia: llega muy pocos EPIS, los profesionales de primaria han tenido que ir a trabajar al hospital por el elevado número de bajas entre los profesionales de Atención Especializada

Ávila: No hay EPIs, para algunas categorías profesionales, se esterilizan para ser reutilizados.

León: en el hospital que recibe pacientes por coronavirus que no precisan UCIs hay una carencia muy importante de EPIs, por tanto el riesgo de que los trabajadores contraigan la enfermedad es muy elevado. La falta de información a los profesionales es una de las quejas junto con la deficiente organización para responder a la situación.

Ni Castilla León, ni Castilla La Mancha, ni Extremadura facilitan número de profesionales contagiados, solo las bajas.

En Madrid se mantienen estables los ingresos en la UCI, con el consiguiente estrés y sobrecarga en los hospitales. El número de positivos vuelve a disminuir.

Las plantillas de fijos han sido claramente insuficientes, lo que pone de relieve la necesidad de aumentar el número de profesionales como veníamos demandando desde UGT, pues el personal sanitario está a disposición en las bolsas de contratación…. para cuando se necesiten.

La OMS avisó desde principios de los primeros días de marzo de la necesidad de proteger a los profesionales sanitarios frente a la pandemia del Covid-19. Sin embargo, llegado el momento, la mayoría de las Consejerías de salud no suministraron Equipos de Protección Individuales (EPIs) suficientes para proteger a los profesionales del ámbito sanitario y su entorno (transporte sanitario).

También había un défict importantisimo de EPIs para proteger a las trabajadoras, mujeres en su mayoría, que prestan cuidados a todas aquellas personas que no pueden realizar por si mismas las actividades de la vida diaria. Y este último colectivo, especialmente los mayores, es un grupo de población especialmente vulnerable a la infección de Covid-19.

El problema de la falta de suministro por parte de las Administraciones Autonómicas y de las empresas que prestan estos servicios públicos fue en aumento. Por ello desde la FeSP-UGT el 18 de marzo pusimos en conocimiento del Ministerio de Sanidad la situación. Entendimos que en última instancia era responsable de proteger las salud de los ciudadanos. También pusimos de manifiesto en dicha carta que la falta de protección de estos colectivos dificultaba el control de la transmisión de la infección por el Covid-19. Enviamos al Secretario de Estado de Derechos Sociales, Ignacio Álvarez, responsable de los Servicios Sociales, Residencias, Servicio de Atención a Domicilio y del Servicio de Teleasistencia, otra carta para expresarle nuestra gran preocupación ante la precaria situación de estas trabajadoras que carecían de los medios de protección mínimos (EPIs) para poder desempeñar su trabajo con total seguridad para ellas y los usuarios, que son un grupo de población de riesgo elevado como hemos manifestado con anterioridad, y que no pueden prescindir de la asistencia que se les presta. El día 23 de marzo, la FeSP-UGT se dirigió de nuevo al Secretario General de Sanidad exigiendo que se realizaran test de COVID-19 a todas las personas que trabajan en los ámbitos sanitarios, hospitales, centros de salud, transporte sanitario, etc. con el fin tanto de proteger a los trabajadores como evitar la diseminación de la infección. 

El pasado 25 de marzo FeSP-UGT ante el elevado número de contagios que se estaban produciendo entre los profesionales sanitarios de diferentes categorías reclamamos la necesidad de que todos debían prestar la asistencia protegidos con equipos de protección individual. En muchos casos, el material de protección ante una pandemia de proporciones tan grandes ha llegado tarde. UGT ha alertado en todo momento de esta negligencia de Administraciones y empresas mostramos un profundo pesar por la elevada cifra de profesionales infectados.

¿Quién va a responder por esto?

volver arriba

Conocenos

Sectores

Áreas

Servicios

Enlaces de interes

Siguenos