Logo
Imprimir esta página

12 de mayo: Día Internacional de la Enfermera

12 de mayo: Día Internacional de la Enfermera

 

ENFERMERÍA, UNA VISIÓN DE FUTURO PARA LA ATENCIÓN DE SALUD

Como cada año el 12 de Mayo, se celebra en todo el mundo el día internacional de las enfermeras, “las profesionales del cuidado”. Debo remarcar tanto para quienes se sientan merecidos como para quienes sientan lo contrario, que para quién escribe, el término “enfermera” incluye a toda persona que realice unos cuidados profesionales y que la diferenciación en sus cometidos laborales no les debe alejar de la única concepción académica del cuidar, que es la Enfermería.

En el ámbito de la salud, cuidar significa entrega a los demás, desde a la persona más cercana hasta al mundo que nos rodea .Cuidar es una capacidad del ser humano que da respuesta a su propia fragilidad. Desde que venimos al mundo hasta que lo abandonamos, necesitamos los cuidados, y de forma más intensa al principio y al fin de la vida o cuando nuestra vulnerabilidad se manifiesta por problemas de salud. Cuidar parece ser un sentimiento humano hacia lo más próximo, hacia lo que nos importa, más allá de valoraciones altruistas o egoístas; porque al cuidar se ofrece parte de uno mismo, incorporando parte de lo que se cuida y en esa simbiosis nos ayudamos mutuamente.

No obstante, siempre se ha relegado el autocuidado a una cotidianidad refleja, que solamente permite su visibilidad cuando deja de ser posible por causas biopsicosociales, es decir, pasa a un segundo plano por detrás de percepciones más inmediatas, como la existencia de enfermedades, de adicciones, o de comportamientos y hábitos insanos pero apetecibles.

Las enfermeras han profesionalizado el cuidado y lo están convirtiendo en ciencia, LA ENFERMERÍA, y durante ese camino que se inició hace más de cien años, desde Florence Nightingale hasta nuestros días, han debido perfilar un rol social propio, antaño tan ligado a la medicina, que todavía hoy cuesta separar las dos ciencias, que aunque sinérgicas, son muy diferentes en sus observaciones y en su oferta social.

Tradicionalmente las enfermeras asumieron laboralmente ser quienes  ejecutan las órdenes de los médicos en cuanto a tratamiento de las enfermedades, añadiendo unos cuidados básicos a las necesidades de las  personas ingresadas; las denominaron por las siglas de sus estudios,  PRACTICANTES, ATS, DUE, DE, a unas y Auxiliares de Clínica, de Enermería o TCAE a otras; ese rol complementario de apoyo a la medicina, ha  perdurado hasta nuestros días en una parte del colectivo y en gran parte  del tejido social, desde los profesionales de la salud hasta la ciudadanía en  general, pasando por periodistas y por la propia administración sanitaria. 

La Ley General de Sanidad y su enfoque primordialmente salubrista, apostó por la promoción de la salud, configurando una atención primaria que a través del reconocimiento de las consultas de enfermería y de la  metodología enfermera en los sistemas de información, ha propiciado un cambio en el modelo de atención de las enfermeras, priorizando sus  competencias en cuidados sobre las técnicas derivadas por otros  profesionales, adquiriendo así una independencia profesional, que  permite situar en el centro de la atención a la persona y no a la  enfermedad que padece, ya que el tratamiento específico de la misma no  debe distraer de lo más importante, las personas en sí mismas y no las  patologías. 

Profesar la enfermería, tiene como fundamento los cuidados integrales  del individuo en cualquier situación y momento de sus vidas, lo prioritario  a veces no es lo más importante, lo prioritario es lo primero que hay que  realizar, pero lo más importante es un criterio en ocasiones demasiado  dirigido por los profesionales de la salud sin participación de la protagonista, que es la persona receptora de la atención sanitaria. 

Hoy, con una pandemia en curso, se ha evidenciado la dimensión del  trabajo de la enfermera: rastreadora, vacunadora, cuidadora en  domicilios, cuidadora en hospitales y residencias. Hoy ha quedado patente  que los cuidados necesarios para mantener la vida son imprescindibles,  porque puede que algunas personas no tengan cura para sus  enfermedades, pero todas necesitan cuidados en su vida cotidiana, esos  cuidados que ofrecen las enfermeras y que configuran su profesión,  ofreciendo una visión de futuro para la atención de salud. 

UGT como sindicato de clase, enraizado en una sociedad de personas, no  solo de trabajadores, comparte esa mirada holística enfermera, mediante  la cual cuidar adquiere una dimensión para el mantenimiento de una vida  en libertad, en paz, en igualdad, sostenible y en definitiva pertinente. 

Por eso hoy es momento de reivindicar los cuidados de enfermería, como  la herramienta más eficiente para mantener la salud de la población, y  también de homenajear a sus actores principales, “las ENFERMERAS”. 

Desiderio Rodrigo Tolsá 

Responsable federal del sindicato de enfermeras de UGT

UGT.es | Aviso Legal | Contacto | Política de Protección de datos | Aula de Igualdad: Cookies Privacidad Aviso legal
@FeSP-UGT 2018

Utilizamos cookies propias y de terceros para nuestros servicios, analizar sus hábitos de navegación, elaborar información estadística e inferir grupos de interés. Además compartimos los análisis de navegación y los grupos de interés con terceros. Al clicar en "Aceptar" o SI CONTINÚA NAVEGANDO, ACEPTA SU USO. También puede CONFIGURAR O RECHAZAR la instalación de cookies  “Cambiando la configuración de su navegador".